Este blog nació con la idea de mostrar de todo un poco…Podrás encontrar lecturas, imágenes, pensamientos; compartir artículos, fotos, opiniones....







jueves, 1 de septiembre de 2011

Combate la oferta de sexo con un megáfono: Jaime Binderman



Jaime Binderman, de 60 años, es un vecino de Flores que desde hace años se opone a la prostitución en la vía pública, en la cuadra donde vive, y denuncia a las prostitutas con un megáfono. "Señora prostituta, lleve adelante su trabajo en otro lugar, que hay chicos en la calle. Esto es un barrio digno, múdese", suele decir este hombre, a viva voz, en la calle Bolivia al 300, donde habita.

Binderman le inició un juicio al gobierno de la ciudad en mayo de 2009 porque reclama que no le corresponde el aumento del impuesto de Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL), ya que, por la prostitución, según dice, su propiedad se devaluó de manera notoria. "El juzgado comprobó que las propiedades de Flores donde se ejerce la prostitución bajaron de 1500 dólares el metro cuadrado a 850 dólares. Por lo tanto, el incremento del ABL no me corresponde. Y por eso inicié el juicio".

Este vecino, junto con otros habitantes de Flores, ha denunciado desde 2005 la existencia de una red de prostitución en el barrio, y no encontró respuestas de las autoridades. Según contaron en repetidas ocasiones ante organismos oficiales, la oferta de sexo en la vía pública y la presunta explotación de mujeres en albergues transitorios de la zona generan a diario un sinfín de conflictos en el barrio..

Se estima que hay 2000 privados donde se ejerce la prostitución. Jaime Binderman, vecino de Flores, contó cómo combate esa problemática con un megáfono. "Siempre les hablaba a los demandantes y les decía que la Argentina es industrial y agraria, jamás prostibularia",

Entre las calles Hipólito Irigoyen, Rodríguez Peña, Marcelo T. de Alvear y la avenida Alem pueden encontrarse más de 500 direcciones para tener relaciones sexuales a cambio de dinero.

Allí, fotos de mujeres con sus respectivos teléfonos se despliegan en los postes indicadores de calles, teléfonos públicos, vidrieras y hasta en los marcos de las puertas de edificios.

También crecen en Flores, Caballito, Recoleta, Belgrano, Once, Constitución y San Telmo y el "corredor de lujo" en la avenida del Libertador, en Retiro.

La oferta puede encontrarse, además de en la vía pública, en internet o camuflada, ahora, en avisos clasificados. Las tarifas parten de los 40 pesos y llegan hasta los 500 pesos la media, según la categoría de la acompañante.

Jaime Binderman, de 60 años, es un vecino del barrio porteño de Flores que aplicó un llamativo mecanismo para combatir la prostitución en la zona en la que vive.

"La mejor forma de castigar a los demandantes es castigar sacando la oferta".

Binderman recordó que con un megáfono se dirigía a los hombres que concurrían a departamentos privados para contratar prostitutas.

"Yo siempre les decía: 'Usted puede ser un hombre casado'; "La Argentina es industrial y agraria, jamás prostibularia'; 'No traicione a su esposa".
Imprimir artículo
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...