Este blog nació con la idea de mostrar de todo un poco…Podrás encontrar lecturas, imágenes, pensamientos; compartir artículos, fotos, opiniones....







lunes, 21 de mayo de 2012

LOS PECADOS DE LA LENGUA



P. Emiliano Tardif, M.S.C

Nos cuenta el Evangelio que un día Jesús curó a un sordomudo de manera que su lengua comenzó a hablar correctamente, con toda normalidad.

Otro milagro, y mucho mayor, tendría que obrar Jesús para desterrar de nuestros labios el gran pecado de la murmuración.

El chisme es una de las cosas que más daño pueden hacerle a un Grupo. El chisme es la noticia verdadera o falsa que se repite para indisponer a una persona con otra. Por eso, chismoso es aquel que siembra discordias entre los amigos. El fin del chismoso es siempre destruir la amistad, indisponer a una persona contra otra. De ahí que el chismoso manifiesta cuando menos, un corazón pequeño y amargado, empobrecido y vil. Un corazón carcomido por el veneno de la envidia.

El chisme es una de las cosas que más pueden dividir un grupo. Dios aborrece al que siembra discordia entre hermanos, sea pública o privadamente. El chisme es hijo de la envidia y participa de la humillante bajeza de esta pasión. A veces la persona lo presenta con capa o apariencia de bien, pero la murmuración es siempre un vicio mezquino.

La gravedad de este pecado proviene de su fin. Sembrar discordia entre amigos constituye un pecado gravísimo, porque desprecia el precepto sobre el amor al prójimo.

Por eso dice la Escritura: "Seis cosas hay que aborrece el Señor... y la última es el que siembra la discordia entre hermanos". (Prov.. 6,16).

Para ser sinceros digamos que generalmente la murmuración nace de la envidia. Nos cuesta ver sobresalir a los demás, y por eso entre cien virtudes que tiene uno, nos fijamos en un defecto, como el que se fijase en las patas y no en el bello plumaje del pavo real.

Además, es señal de cobardía grandísima el meterse con alguien que está ausente, y que por estar ausente; y no podemos oír, no puede justificar su causa, ni rebatir nuestras murmuraciones. Si algo queremos conseguir de un hermano, digámoslo a la cara, avisémosle con caridad, propongamos el mal que se le sigue y el bien que logrará al cambiar de conducta. Pero no ladremos en su ausencia cobardemente y en balde.

Lo que conseguimos con nuestras murmuraciones es hacemos odiosos a los que nos escuchan. Ya lo dijo la Sagrada escritura por boca de Salomón: "Al chismoso lo odia todo el mundo".

Aborrecibles a Dios:

Si nos hacemos odiosos a todo el mundo, no menos odiosos nos hacemos a Dios. San Pablo, escribiendo a los romanos, dice: "Los chismosos son aborrecibles a Dios". No quiere el Señor que andemos publicando los pecados de nuestro hermano.

¡Oh, si el Señor revelara ante la faz de nuestros hermanos las vilezas que nosotros y hemos cometido en oculto, las hipocresías, rencores, mentiras y tantas bajezas, que nosotros bien sabemos se esconden en nuestro corazón! Quizá aquellas mismas bajezas que falsamente achacamos al prójimo, son las que verdaderamente nosotros cometemos, o, al menos, dado lo frágiles que somos, muy bien, si Dios no nos ayuda, podemos cometer mañana.

¿A quién se parecen los murmuradores?

Los murmuradores se parecen a los puercos que se revuelcan en el fango, o a las moscas que no se posan en la parte sana de las frutas, sino sólo en las podridas.

Así los murmuradores no se fijan en las virtudes del prójimo, sino sólo en sus defectos. El que calumnia en secreto es como la serpiente que callada muerde.

El pecado de la murmuración:

Hay gente que no sabe sino murmurar. No debemos tomar parte en su pecado. El que oye con gusto las palabras que ofenden el honor del prójimo, comete el mismo pecado que quien las profiere. El que habla palabras de murmuración es como el fuego, y el que las escucha con agrado le añade leña al fuego. Si no fuese por éste, pronto acabaría aquél. Al que no quiere oír, nadie le lleva cuentos ni chismes.

¿De qué nos aprovecha notar que el otro es malo? Mejor emplear esta laboriosa investigación en nuestra propia conducta. Por eso nos avisa el Señor: "Quita antes la viga que tienes en el ojo, y así podrás tú luego quitar la paja que tiene el otro".

No murmuremos:

No murmuremos, por amor y obediencia a Jesucristo, para evitar el daño y el mal rato que podemos causar a los demás, y por el daño que nos hacemos a nosotros mismos.

No murmuremos, porque la murmuración es como un fósforo que, arrojado en un campo de yerbas secas, produce un gran "incendio que difícilmente se apaga.

No murmuremos, porque el murmurador queda con una obligación gravísima, la obligación de restituir la fama ajena y los daños materiales de esa murmuración.

A Cristo le cuesta revelar los crímenes ocultos:

Viene el Hijo pródigo, y lo primero que hace su Padre es cubrir su desnudez con ricas vestiduras, para que los demás no lo vean harapiento.

A la mujer adúltera del Evangelio, Cristo procuró dejarla bien delante de sus mezquinos acusadores y les dijo: "Aquél que esté sin pecado, que le lance la primera piedra".

A Judas, la noche de la Última Cena, no sólo no le quita la máscara delante de los demás apóstoles, sino que le ofrece cariñoso un bocado de su plato y le lava los pies como a los demás.

Dice San Pedro: "El que de veras ama la vida, y quiere vivir días dichosos, refrene su lengua del mal, y sus labios no se desplieguen a favor de la falsedad".

Anécdota:

Dice el cuento que eran padre e hijo, Severo y Severino. Se dirigían un día al mercado, y llevaban un borrico.

Al principio iba montado Severino, pero la gente comenzó a murmurar diciendo: "¿No le dará vergüenza que vaya su padre a pie y él montado? ¡Qué educación es esa!"

En vista de las críticas, bajó Severino y montó Severo, su padre. Ahora las críticas de la gente se dirigieron al padre: ¡Vaya haragán! ¡Qué lástima que vaya el pobre niño a pie, y él en el borrico bien sentado!"

Decidieron ir ambos a pie.

La gente comenzó a burlarse de ellos. "¿Para qué el borrico?.. ¡si serán tontos!.. Si fuera yo... ¿tú crees que andaría a pie aliado del borrico?

No hubo más remedio que montar los dos. Los transeúntes que les vieron, comenzaron a tener lástima del borrico. "¡Pobre borrico, lo van a reventar! ¡No se sabe quién son animales, si los de arriba o el de abajo!..."

Ya no sabían qué partido tomar para contestar a la gente, cuando se les ocurrió tomar una decisión: "Bueno, dijo Severo, vamos a hacer lo que nos parezca bien y nos dé la gana. ¡La gente no sabe sino murmurar!"

EL BUEN USO DE LA LENGUA

“En el mucho hablar no falta el pecado, el que refrena sus labios es sabio" (Prov. 10,19)

“La muerte y la vida están en el poder de la lengua" (Prov. 18,21)

Y en la carta de Santiago escuchamos:

"Si alguno no cae hablando, es un hombre perfecto, capaz de poner freno a todo su cuerpo. Si ponemos a los caballos frenos en la boca para que nos obedezcan y dirigimos así todo su cuerpo. Mirad, también las naves: aunque sean grandes y vientos impetuosos las empujen, son dirigidas por un pequeño timón adonde la voluntad del piloto quiere.

Así también LA LENGUA es un miembro pequeño y puede gloriarse de grandes cosas. Mirad qué pequeño fuego abrasa un bosque tan grande. Y la lengua es fuego, es un mundo de iniquidad; la lengua, que es uno de nuestros miembros, contamina todo el cuerpo y, encendida por la gehena, prende fuego a la rueda de la vida desde sus comienzos. Toda clase de fieras, aves, reptiles y animales marinos pueden ser domados por el hombre; en cambio ningún hombre ha podido domar la lengua; es un mal turbulento, está lleno de veneno mortífero. Con ella BENDECIMOS AL SEÑOR Y PADRE, Y con ella MALDECIMOS A LOS HOMBRES, hechos a imagen de Dios. DE UNA MISMA BOCA PROCEDEN LA BENDICIÓN Y LA MALDICIÓN. Esto, hermanos míos, no debe ser así. ¿Acaso la FUENTE mana por el mismo caño agua dulce y amarga? ¿Acaso, hermanos míos, puede la higuera producir aceitunas y la vida higos? Tampoco el agua salada puede producir agua dulce".

Eclo. 5, 12 ss.

Las Mentiras más comunes del mundo


Mañana te pago…


Este año sí me pongo a estudiar

No te va doler

La penúltima y nos vamos


Hasta que la muerte nos separe

Justo estaba por llamarte

Por mi madre que nunca mas beberé.

El profe me tiene manía

Yo te debo??..ni me acordaba.

Es culpa del árbitro


Ya ve jefe….. yo pase en ámbar


Pon tu, que mañana te pago


Por mi madre que te lo mandé


no, no; … yo te llamo


Ayer estaba enfermo

No pude ir porque me robaron


Se me perdió tu teléfono


Chequeo mi correo y me quito

Tu hermana es como mi hermana.


Si, el coche es mío


Mira…justo pensaba en ti


Solo somos amigos


Se cayo solo y se rompió


No bebí…este mes estoy limpio!!!

Pero si yo estudié esta vez!!!

Me gustaste desde la primera vez que te ví!

sí! sí! yo voy…


tuve un problema familiar profesor.

Después te llamo…ya?


Ven mas tarde por que ahorita voy a salir

Si le pase el mensaje

Tengo que hablar contigo


Todavía no cobré


Te queda perfecto!

Claro que el cheque tiene fondos!

Te juro que no se lo voy a contar a nadie.


El lunes comienzo la dieta.


Si salí con él, pero no pasó nada.


Préstamelo y mañana te lo devuelvo.


Me iba a comprar uno del año, pero este del ‘81 me gustó más.


Se los comió el perro.

Tienes los ojos mas lindos que he visto en mi vida.


Yo?, ir a esos sitios?… nunca!


Si choqué… pero la culpa la tuvo el otro.


Borracho, borracho nunca he estado… solo con el puntillo…


… y que se siente fumar eso ah?


En serio que Playboy tiene un Web?

No, no tengo teléfono… pero dame el tuyo que yo te llamo.


Te estuve llamando, pero daba desconectado.

Que pena que no fuiste, toda la reunión nos la pasamos hablando de ti.


Me voy al cine sola


Yo compro el Playboy por los artículos?

En cinco minutos estoy con Uds.

Estoy preparando mi informe

Te juro que nunca lo pensé.


Por Favor…. yo soy una persona decente


Lo que tú digas.

Jamás te olvidaré


Llámame en cinco minutos que estoy en una reunión


Vengo tarde porque estuve en la biblioteca…


Mis ojos están irritados porque estoy resfriado


La puntita noma’ mi amor.

De aquí a la eternidad

No nos ganan!!!

Despedida de soltero


Oh… no me di cuenta


Yo tengo un tío en la policía

No traigo ni un duro

Con esta caña no nos atrapan los tombos


No he tomado ni una gota jefe.


Ola, viejo? me quedo a dormir en la casa de un pata.


La cuarta la pongo yo!!!

Mañana te traigo tus cds…


Me quito que tengo clases…!

Te debo tu regalo


Dame tiempo…


Se me perdió tu correo, haber dámelo


Yo Friki ? …POR FAVOOOOOR !!!!


Pero si no le estaba mirando el culo! solo que me gustaron los pantalones y te los iba a regalar.

Yo a Claudia solo la veo como amiga .

Yo y mi ex ahora somos amiguísimos .

Nunca he ido a una fiesta patronal como esta, ah ?

Cuando me case nunca mas voy a mirar a otra.

A esa? ni borracho

viernes, 18 de mayo de 2012

CIRCO NACIONAL

YPF

CASTING

LA YERBA ESTA CARA





YPF: Carlos Favario Favario. Lo que no se dijo en el recinto...


INSERCION SOLICITADA POR EL DIPUTADO DE LA NACION CARLOS ALBERTO FAVARIO (PARTIDO DEMOCRATA PROGRESISTA, SANTA FE), A CONSECUENCIA DEL TRATAMIENTO DEL PROYECTO DE LEY SOBRE LA EXPROPIACION DE LA TENENCIA ACCIONARIA DE REPSOL YPF S.A.




REUNION Nº 6
2 DE MAYO DE 2012

Sr. Presidente:

Las restricciones en el tiempo que tengo para expresar mi posición en el curso del debate me obligaron a solicitar esta inserción y al mismo tiempo poder hacer una reflexión al respecto. Parece de antología, el domingo durante el transcurso de “Fútbol para Todos” un comentarista tuvo más tiempo para dedicarse a hablar a favor del proyecto de YPF que el que yo dispongo desde la banca de diputado nacional. La referencia marca la realidad lamentable del parlamento argentino.

Dijimos que a nuestro entender se ha violado groseramente la Constitución y la ley. Ya señalé el prepotente incumplimiento del artículo 17 de la Constitución en lo que hace a la expropiación y a la discriminación inexplicable de expropiar solamente las acciones de REPSOL y salvar las del grupo Petersen (Ezquenazi) lo que constituye un incumplimiento evidente del tratado de inversiones celebrado con España.

Pero no es sólo eso. La intervención a la sociedad dispuesta por medio de un DNU (decreto de necesidad y urgencia) no se ajusta a derecho. Se trata de una sociedad anónima sujeta a normas del derecho privado, la intervención solo puede hacerse por decisión judicial. El Poder Ejecutivo no tiene competencia para ello. Se podía pedir como medida cautelar a la Justicia, pero la Presidente también acá optó por violar la ley.

Lo cierto y lo concreto es que los medios ilegítimos de expropiar y de intervenir no va a salvar la falta de inversiones, porque la verdad es que se están generando nuevos problemas para nuevas y necesarias inversiones. Hacen todo lo posible para estar cada vez mas relegados entre los países de América Latina que reciben inversiones. En el 2011 Brasil recibió U$S 65.500 millones, México U$S 17.900 millones, Colombia U$S 14.400, Perú U$S 7900, y Argentina U$S 6300. Sigamos así, que cada vez estamos mejor.

Dijimos que creemos en la necesidad de diseñar una política de Estado en materia hidrocarburífera en la estuviera incluida YPF. Para que haya controles legales y del Congreso por medio de la Auditoría General de la Nación. Para que se hagan licitaciones públicas y contrataciones transparentes y se terminen con las contrataciones directas que constituyen una puerta abierta para la corrupción que conocen en demasía numerosos funcionarios de este gobierno.

Pero todo esto no se va a dar en la nueva YPF que será una nueva dependencia del gobierno exenta expresamente de controles y sin licitaciones.

El fracaso estrepitoso de la política energética de este gobierno que se evidencie en el hecho que este año vamos a importar energía que nos costará entre U$S 12.000 millones y U$S 14.000 millones cuando antes éramos exportadores.

El fracaso del gobierno en la materia se demuestra también con ENARSA la empresa que inventó Néstor Kirchner para terciar y competir con las empresas multinacionales con participación de las provincias y de capital privado. Las provincias jamás participaron y los privados nunca fueron convocados. Conclusión: ENARSA no sirvió para nada, no abrió un solo pozo ni realizó una sola exploración, solamente fue una mera intermediaria para importar combustible para lo cual se llevó 10.000 millones de subsidios sin control. El gobierno le había adjudicado en exclusividad la exploración petrolera en aguas profundas y tampoco hizo nada. ¡Que ejemplo de eficiencia!, y ahora estos personajes que dirigieron la empresa son los mismos que van a dirigir YPF.

Si el gobierno kirchnerista fracasó en la gestión energética hasta sumirnos en esta crisis, nosotros no vamos a ser tan ingenuos de creer que en lo futuro van a tener éxito.

Como representante de un Partido de auténtica vocación federalista no puedo dejar de señalar que con esta ley la Argentina unitaria vuelve a ganarle a la Argentina federal. A pesar de ser las titulares de dominio del petróleo conforme el art. 124 de la Constitución, las Provincias por la vía de la sindicación pasarían a ser dependientes del Poder Ejecutivo. La regulación de las áreas petroleras que debe ser facultad de las Provincias pasará a ser facultad de la Nación, con lo cual las Provincias pierden también la recaudación.

En lo que hace a las provincias no petroleras como la de Santa Fe, que es mi Provincia tendrá la función honorífica de sentarse en el Consejo Federal de Hidrocarburos y a pesar de tener plantas petroleras, a pesar de contribuir con sus recursos a la expropiación, funcionamiento y explotación de YPF, no participarán en la distribución de dividendos de la empresa ¡Después nos rasgamos las vestiduras hablando de federalismo! Ha llegado a tal extremo el ataque al federalismo argentino, que algún adscripto al Bloque oficialista llegó a decir el otro día en la reunión conjunta de Comisiones, que la reforma constitucional neoliberal le hizo perder a la Nación en manos de las Provincias el poder de los recursos naturales, lo que ahora se recupera por medio del mecanismo de la sindicación. ¡A confesión de parte relevo de prueba para demostrar el ataque avieso al federalismo argentino! Claro, ese señor diputado había olvidado que fue la hoy Presidente de la Nación Cristina Fernández de Kirchner la informante del dictamen de Comisión que en la Convención Nacional Constituyente propuso la redacción del artículo que consagró el principio federal en nuestra Constitución Nacional.

Se incentiva la exaltación de sentimientos emocionales se quiere simular una epopeya heroica levantando públicamente la bandera de la soberanía que le dio éxitos políticos recientes a la señora Presidente con motivo de un nuevo aniversario de la gesta de Malvinas. La soberanía en este tema es una declamación y una expresión voluntarista. ¿De qué soberanía estamos hablando si YPF tiene solamente el 30% de producción y el 70% restante le corresponde a otras empresas con capitales extranjeros? ¿De qué estamos soberanía nos hablan si de esa empresa que genera el 30% de nuestra producción vamos a expropiar solamente el 51% de las acciones? ¿De qué soberanía nos hablan si el dominio de los recursos naturales le corresponde a las Provincias? Para que haya soberanía es prioritario recuperar la capacidad de exploración y explotación, hay que recuperar el autoabastecimiento que se perdió con los gobiernos de los Kirchner.

La realidad, la esencia del proyecto que estamos discutiendo no pasa por las reacciones emocionales que despierta, al extremo que se exhiben resultados de encuestas populares como si fuese garantía del éxito futuro de la empresa parcialmente recuperada. La realidad del proyecto – digo – a mi entender tiene dos razones: una, la necesidad de la caja a la que no le alcanzan los recursos de la ANSES, ni el uso de las reservas del Banco Central porque ahora inexorablemente también tienen que afrontar el gasto monstruoso que generan las importaciones energéticas para afrontar los requerimientos internos y segundo, porque la magnitud del escándalo en que se encuentra involucrado el vicepresidente de la Nación necesitaba de un episodio de esta trascendencia nacional para tratar de diluirlo.

CARLOS A. FAVARIO

Seguimos en contacto:
Twitter: @CarlosFavario
Facebook: /CarlosFavarioDiputado
Jefe de Prensa:
Lic. Ezequiel Corbacho / Twitter: @EzeCorbacho
Para consultas o entrevistas: (0341) 156 528745

jueves, 3 de mayo de 2012

DIEZ MANDAMIENTOS PARA SER BUENOS PADRES


1. Demuéstrale lo mucho que le quieres.

Todos los padres quieren a sus hijos pero ¿se lo demuestran cada día?, ¿les dicen que ellos son lo más importante que tienen, lo mejor que les ha pasado en la vida? No es suficiente con atender cada una de sus necesidades: acudir a consolarle siempre que llore, preocuparse por su sueño, por su alimentación; los cariños y los mimos también son imprescindibles. Está demostrado; los padres que no escatiman besos y caricias tienen hijos más felices que se muestran cariñosos con los demás y son más pacientes con sus compañeros de juegos. Hacerles ver que nuestro amor es incondicional y que no está supeditado a las circunstancias, sus acciones o su manera de comportarse será vital también para el futuro.

Sólo quien recibe amor es capaz de transmitirlo. No se van a malcriar porque reciban muchos mimos. Eso no implica que dejen de respetarse las normas de convivencia.

2. Mantén un buen clima familiar.

Para los niños, sus padres son el punto de referencia que les proporciona seguridad y confianza. Aunque sean pequeños, perciben enseguida un ambiente tenso o violento. Es mejor evitar discusiones en su presencia, pero cuando sean inevitables, hay que explicarles, en la medida que puedan comprenderlo, qué es lo que sucede. Si nos callamos, podrían pensar que ellos tienen la culpa.

Si presencian frecuentes disputas entre sus padres, pueden asumir que la violencia es una fórmula válida para resolver las discrepancias.

3. Educa en la confianza y el diálogo.

Para que se sientan queridos y respetados, es imprescindible fomentar el diálogo. Una explicación adecuada a su edad, con actitud abierta y conciliadora, puede hacer milagros. Y, por supuesto, ¡nada de amenazas! Tampoco debemos prometerles nada que luego no podamos cumplir; se sentirían engañados y su confianza en nosotros se vería seriamente dañada. Si, por ejemplo, nos ha surgido un problema y no podemos ir con ellos al cine, tal como les habíamos prometido, tendremos que aplazarlo, pero nunca anular esa promesa.

4. Debes predicar con el ejemplo.

Existen muchos modos de decirles a nuestros hijos lo que deben o no deben hacer, pero, sin duda, ninguno tan eficaz como poner en práctica aquello que se predica. Es un proceso a largo plazo, porque los niños necesitan tiempo para comprender y asimilar cada actuación nuestra, pero dará excelentes resultados. No olvidemos que ellos nos observan constantemente y "toman nota". No está de más que, de vez en cuando, reflexionemos sobre nuestras reacciones y el modo de encarar los problemas.

Los niños imitan los comportamientos de sus mayores, tanto los positivos como los negativos, por eso, delante de ellos, hay que poner especial cuidado en lo que se dice y cómo se dice.

5. Comparte con ellos el máximo de tiempo.

Hablar con ellos, contestar sus preguntas, enseñarles cosas nuevas, contarles cuentos, compartir sus juegos... es una excelente manera de acercarse a nuestros hijos y ayudarles a desarrollar sus capacidades. Cuanto más pequeño sea el crío, más fácil resulta establecer con él unas relaciones de amistad y confianza que sienten las bases de un futuro entendimiento óptimo. Por eso, tenemos que reservarles un huequecito diario, exclusivamente dedicado a ellos; sin duda, será tan gratificante para nuestros hijos como para nosotros.

A ellos les da seguridad saber que siempre pueden contar con nosotros. Si a diario queda poco tiempo disponible, habrá que aprovechar al máximo los fines de semana.

6. Acepta a tu hijo tal y como es.

Cada crío posee una personalidad propia que hay que aprender a respetar. A veces los padres se sienten defraudados porque su hijo no parece mostrar esas cualidades que ellos ansiaban ver reflejadas en él; entonces se ponen nerviosos y experimentan una cierta sensación de rechazo, que llega a ser muy frustrante para todos. Pero el niño debe ser aceptado y querido tal y como es, sin tratar de cambiar sus aptitudes.

No hay que crear demasiadas expectativas con respecto a los hijos ni hacer planes de futuro. Nuestros deseos no tienen por qué coincidir con sus preferencias.

7. Enséñale a valorar y respetar lo que le rodea.

Un niño es lo suficientemente inteligente como para asimilar a la perfección los hábitos que le enseñan sus padres. No es preciso mantener un ambiente de disciplina exagerada, sino una buena dosis de constancia y naturalidad. Si se le enseña a respetar las pequeñas cosas -ese jarrón de porcelana que podría romper y hacerse daño con él, por ejemplo-, irá aprendiendo a respetar su entorno y a las personas que le rodean.

Muchos niños tienen tantos juguetes que acaban por no valorar ninguno. A menudo son los propios padres quienes, como respuesta a las carencias que ellos tuvieron, fomentan esa cultura de la abundancia. Lo ideal sería que poseyeran sólo aquellos juguetes con los que sean capaces de jugar y mantener cierto interés.

Guardar algunos juguetes para más adelante puede ser una buena medida para que no se vea desbordado y aprenda a valorarlos.

8. Los castigos no le sirven para nada.

Los niños suelen recordar muy bien los castigos, pero olvidan qué hicieron para "merecerlos". Aunque estas pequeñas penalizaciones estén adecuadas a su edad, si se convierten en técnica educativa habitual, nuestros hijos pueden volverse increíblemente imaginativos. Disfrazarán sus actos negativos y tratarán de ocultarlos. Podemos ofrecerles una conducta aceptable con otras alternativas.

9. Prohíbele menos, elógiale más.

Para un crío es tremendamente estimulante saber que sus padres son conscientes de sus progresos y que además se sienten orgullosos de él. No hay que escatimar piropos cuando el caso lo requiera, sino decirle que lo está haciendo muy bien y que siga por ese camino. Reconocer y alabar es mucho mejor que lo que se suele hacer habitualmente: intervenir sólo para regañar.

Siempre mencionamos sus pequeñas trastadas de cada día. ¿Por qué no hacemos lo contrario? Si, con un gesto cariñoso o un ratito de atención resaltamos todo lo positivo que nuestros hijos hayan realizado, obtendremos mejores resultados.

10. No pierdas nunca la paciencia.

Difícil, pero no imposible, Por más que parezcan estar desafiándote con sus gestos, sus palabras o sus negativas, nuestro objetivo prioritario ha de ser no perder jamás los estribos. En esos momentos, el daño que podemos hacerles es muy grande. Decirles: "No te aguanto"; "Qué tonto eres"; "Por qué no habrás salido como tu hermano" merman terriblemente su autoestima. Al igual que sucede con los adultos, los niños están muy interesados en conocer su nivel de competencia personal, y una descalificación que provenga de los mayores echa por tierra su autoconfianza. Contar hasta diez, salir de la habitación..., cualquier técnica es válida antes de reaccionar con agresividad ante una de sus trastadas.

En caso de que se nos escape un insulto o una frase descalificadora, debemos pedirles perdón de inmediato. Reconocer nuestros errores también es positivo para ellos.

Por Miguel Martínez García

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...