Este blog nació con la idea de mostrar de todo un poco…Podrás encontrar lecturas, imágenes, pensamientos; compartir artículos, fotos, opiniones....







martes, 14 de diciembre de 2010

Decálogo de Abraham Lincoln

Esto fue dicho hace más de 150 años y dio pie a la Declaración de los Derechos de las Naciones en la ONU, lo que le da vigencia y hoy cobra interés en los actuales tiempos que vivimos.

1. – Usted no puede crear prosperidad desalentando la Iniciativa Propia.

2. – Usted no puede fortalecer al débil, debilitando al fuerte.

3. – Usted no puede ayudar a los pequeños, aplastando a los grandes.

4. – Usted no puede ayudar al pobre, destruyendo al rico.

5. – Usted no puede elevar al asalariado, presionando a quien paga el salario.

6. – Usted no puede resolver sus problemas mientras gaste más de lo que gana.

7. – Usted no puede promover la fraternidad de la humanidad, admitiendo e incitando el odio de clases.

8. – Usted no puede garantizar una adecuada seguridad con dinero prestado.

9. – Usted no puede formar el carácter y el valor del hombre quitándole su independencia (libertad) e iniciativa.

10. – Usted no puede ayudar a los hombres permanentemente, realizando por ellos lo que ellos pueden y deben hacer por sí mismos.

Estos sabios principios que parecen una verdad de perogrullo si se quiere no son de aplicación dificultosa ni mucho menos, ellos marcan un camino lineal hacia un progreso indefectible.

Si abriéramos nuestra mente y mirásemos la silueta de nuestro país, llegaríamos inmediatamente a darnos cuenta la equivocación que cometemos día a día con El.

Las leyes económicas tan chocantes para todos serían superadas si asumiésemos que no conocemos nada de la inmensidad que tenemos.

El trabajo, como bien escaso dejaría de ser una constante y pasaría a segundo plano en nuestra escala de preocupaciones donde la vieja vetusta pero vigente mas que nunca Ley de Rendimientos Decrecientes en Materia Economía sería desafiada hasta por nosotros mismos ya que hay mucho que hacer a lo largo y a lo ancho del país entero.

“Es tan vana la esperanza de que se llegará sin trabajo y sin molestia a la posesión del saber y la experiencia, cuya unión produce la sabiduría, como contar con una cosecha donde no se ha sembrado ningún grano”.
Benjamín Franklin

Quizá este concepto tan sabio sea una gran expresión del sentido común aplicado y mientras más lo razonamos mas reforzamos la idea de que todo logro genuino cuesta esfuerzo y produce la satisfacción y gratificación con que acabadamente servimos en la vida para la tarea a la que hemos sido llamados.

Todos y cada uno de los principios enumerados por Lincoln son altísimamente viables si nuestra pirámide de valores fuese respetada,

…si nos ocupásemos todos juntos de controlar nuestro trabajo y el paradero del producido de ello.

…Si fuésemos consecuentes con nosotros mismos,

… Si a la violencia le dijésemos “Basta” y en vez de matarnos pusiéramos norte en el trabajo y progreso,

…Si respetáramos las instituciones y las consideráramos cláusulas pétreas haciéndolas valer como tal.

… Si abogáramos por la educación de todos y cada uno de nosotros en los valores, en las tradiciones, en la religión, etc., tendríamos la inmensa satisfacción de juntarnos a compartir el progreso diario y no a lamentarnos de la gran desdicha de haber caído penosamente bajo limites incalculables jamás imaginados ni buscados inicialmente por la mayoría de gente de buena voluntad que conformamos todos loa argentinos.

Con un reflexión madura y seria, comprometida hacia el bien común esta ardua tarea, …quien sabe… sería menos complicada y extremadamente productiva..

Autor: Inés Caluori





Imprimir artículo
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...