Este blog nació con la idea de mostrar de todo un poco…Podrás encontrar lecturas, imágenes, pensamientos; compartir artículos, fotos, opiniones....







lunes, 24 de diciembre de 2012

Claves para poder entender al Gobierno



En Tribuna estuvimos pensando agasajar a los lectores con algo realmente importante. Llegan las fiestas, y han sido muy amables con los columnistas de este medio a lo largo de este año, como siempre.

Pero a la hora de encargar el catering, Christian Sanz tenía en el bolsillo un Roca, Carlos Forte doce Menemtruchos, y el que suscribe apenas un Lecop. Falso, de yapa, como el carnet de periodista.

De modo tal que decidimos postergar el pantagruélico ágape imaginado y optamos por hacerles a los amigos de la casa un buen regalo en forma de dossier.

Vamos a regalarles las claves para poder entender al Gobierno de Cristina Kirchner. ¡Faaaaaaaa!

Y sí, eso es lo que tenemos. No somos muy manosuelta que digamos, pero cuando regalamos, regalamos de verdusqui. “Está en uno”, como hubiera dicho el Negro Olmedo
.
Así que amigo, amiga, ponga la pava, mande al Bobby al fondo y dispóngase a dilucidar de una vez y para siempre esos interrogantes que desde hace un par de años le quitan el sueño y el sistema nervioso.

Y ojo que parece en broma. Pero no se deje engrupir por las apariencias.

Formación del Team

Sabido es que desde la muerte de “él”, Cristina se ha ido desperonizando para acercarse a toda forma de funcionario y política setentista que le pasara cerca.

Desde el mismo 27 de octubre de 2010, “el Chino” Zannini pasó a reemplazar a Néstor en el articulado general de la política del gobierno.

Vanguardia comunista en los setenta, es decir, estaba a la izquierda de los de izquierda, “el Chino” dejó de ser un mero ladero del pingüino y el jefe real de La Cámpora para convertirse en ideólogo y ejecutor de la Revolución. “El Chino” es del palo.

Nomás a mes y medio de la defunción, Cristina sacó a Nilda Garré del Ministerio de Defensa, le fabricó un ministerio de Seguridad y la sentó en la conducción del mismo. Es decir, le quitó a Aníbal Fernández (PJ Standard) el control de la policía, y se lo entregó a Nilda junto con el resto de las fuerzas de seguridad. Las “buenas”, como Gendarmería y Prefectura.

Nilda es del palo, ¿ok? Ya sabe… Montoneros, lucha armada, jóvenes idealistas, anti FFAA, anticana y todo aquél asunto tan cristisetentista.

Cabalgando plácidamente sobre el corcel del luto, y de la victimización tan constante como la emisión monetaria, llegó a las primarias y desfiló.

Con la inestimable colaboración de la burgerkinera opo, y con el siempre bien recibido ayudín de INDRA, las presidenciales fueron un trámite. Un picnic de primavera. Con sanguchitos de pan lactal chorreando mayonesa. Calientes. Enmayonesando la guitarra de Slowhand Boudou, al tocar “Presente”. Vox Populi - Vox Dei.

Y ahicito nomás marcó otro gol de media cancha para encarar el segundo mandato, el primero de “ella”, Juan Manuelito Abal Medina jefe de gabinete. Hijo de Juan Manuel, sobrino de Fernando, medio hermano de la hija de Nilda. Caramba… es el ícono de la portación de apellido: Abalito también es del palo.

En la conformación y posterior reacomodamiento de ese equipo propio, sin nombres suger-impuestos por “él”, le dio placer al arribo de Axel Kiciloff para jugar en las ligas mayores. Economista y marxista, 100% narc & pop, 100% del palo.

Cuando llegó la hora de ajusticiar al multimedios con la epopeya del sietedé que no fue, Cristina no pensó en un profesional de los medios, ni tan siquiera en un abogado, aunque más no fuera para echarle un vistazo al pasticcio legal de la Ley Clarín. Lisa y llanamente lo convocó a Martín Sabbatella. Y fue coherente. Si estamos inmersos en una auténtica Revolución Socialista, y si tenemos a la libertad de expresión de espaldas al paredón, qué mejor que entregarle el fusil ejecutor a un comunista genuino y con carnet. Ni Guevara lo hubiera pensado mejor.

El comandante Sabbatella, aún de traje y sin uniforme, también es del palo.

Para no hacérsela muy lunga y mientras, así como quien no quiere la cosa, le pedimos que cambie un poco de yerba porque se está lavando el mate, debe tener presente un dato que no es nada menor. En septiembre de 2012 y en Río Negro, otro cuadro icónico del setentismo escalaba un nuevo peldaño en su reinserción oficial.

Aprovechando el desconocimiento de las jóvenes generaciones, de los que adquirieron prontamente el relato y la historia reescrita, y la mala memoria de los que nos vamos poniendo viejos, nada menos que Fernando Vaca Narvaja juraba como Ministro de Obras Públicas de la provincia.

Y este pibe no es solamente el hermano de la exdiputada y actual embajadora en México, Patricia Vaca Narvaja, la de Montoneros, ¿se acuerda? No, no. Fernando es ni más ni menos que el Nº 2 (vivo) de Montoneros.

No es que sea “del palo”. A falta del Pepe Firmenich, Vaca Narvaja es directamente el mismísimo palo.

Ah, by the way, hace unos meses se habló de traerlo al Pepe. La Cámpora pensó en una “reivindicación histórica”, pero está el problemita ese del caso Rucci, usted ya sabe.

Ordenando las piezas

Acá hay que hacer una aclaración necesaria. Ninguno de todos estos pibes se ha corrido un milímetro ideológico en 35 años. La lucha es la misma, el ideal es el mismo, los enemigos son los mismos y los errores que cometen, también son los mismos.

Aclarado el asunto, al componer el rompecabezas se va obteniendo una foto bastante clara del gobierno de Cristina Kirchner:

Tiene a Montoneros a cargo de la seguridad nacional.
Tiene al comunismo formando y conduciendo La Cámpora.
Tiene al marxismo a cargo de la economía y la estrategia empresarial pública.
Tiene a Montoneros en la jefatura de Gabinete.
Tiene al marxismo en Cultura, con Coscia.
Tiene al comunismo al frente del AFSCA, juez supremo de la libertad de expresión.
Tiene a Montoneros en las embajadas en España y México.
Tiene a La Cámpora en la embajada en USA.
Tiene al comunismo en el armado político (Zannini) y al ERP-Montoneros tanto en el armado ideológico como en la asesoría directa de Seguridad (Verbitsky).

Cristina Kirchner nunca fue otra cosa que admiradora de Montoneros y la revolución socialista. No militó más que en alguna que otra marcha, no combatió, nunca arriesgó una uña por causa que no fuera hacer dinero. Es una especie de “cholula política”. Como para ser más claros. Y cuando la vida, que a veces hace cosas tan raras, la puso al frente del país y con todo el poder entre sus manos, ya sin la incómoda presencia de su socio conyugal, lo que hizo fue armar la selección del tren fantasma.

Juntó a sus ídolos, a los que tenía más o menos disponibles. Buscó historia, épica, cuadros y gente del palo.
En lugar de armar un gabinete y un equipo de gobierno eficiente, armó un álbum de fotos del Club del Clan. Con Lalo Fransen y Nicky Jones como ministros.

Lo jodido

Ante todo, hay que decir que los jodidos somos, puntualmente, todos nosotros. Una cosa es que la izquierda setentista se dé el gusto de haber accedido al poder por la vía democrática, lo ejerza, cumpla su ciclo, intente su revolución cultural, fracase y se retire a cuarteles de invierno. Pero otra muy distinta es que deba afrontar problemas serios, graves, especialmente de naturaleza social con gente en las calles, que no es tropa propia.

Son impredecibles, puesto que ni ellos mismos saben qué hacer. Y como tienen los antecedentes que todos conocemos, (y que todos padecimos), la situación se torna, cuanto menos, de alto riesgo.

Decíamos antes que cometen los mismos errores del pasado, y eso es lo que hoy los tiene paralizados, casi en una especie de acefalia. Siempre estuvieron convencidos que los más humildes, los pobres, los marginados y los trabajadores de menores recursos, iban a suscribir su revolución.

Ellos ven a esos segmentos como “el campesinado” de los manifiestos.

Estuvieron convencidos en los setenta, hasta que Juán Perón les tuvo que poner el sosegate. Y lo hizo a lo Perón. Leña y leña. 

Y hasta la cabeza del propio Cámpora rodó, con todo lo presidente que era. Pero las masas no acudieron a ellos. Las masas no eran revolucionarias. Era, simplemente, gente que quería vivir como la gente.

Estaban convencidos hace un año, cuando la elección que ganaron caminando les hizo creer que el pueblo finalmente había entendido la importancia de la revolución, y que la suscribía.

No se dieron cuenta que no era por amor, sino por plata. Plata abajo con los planes, plata al medio con la emisión. Plata arriba, como siempre.

A ver si nos entendemos. Cuando ellos hacen la película de “él”, verdaderamente creen que la gente hará horas de fila para verla. Y cuando la gente no aparece, cuando hay que comprar las entradas para regalarlas, se desencantan, se enojan, le toman bronca.

Cuando ningunearon el 13S argumentando que era “gente bien vestida”, estaban convencidos de lo que decían. Y entonces les vino el paro general y no entendieron que las masas lo acataran o adhirieran.

Después les cayó el irrepetible 8N, y se miraron sorprendidos, reaccionaron como chicos, con burla de segundo año comercial, liceo de señoritas. Las elecciones del Partido Comunista chino. Y se agarraron una bronca enorme con, otra vez… la gente.

Ahora salen los más pobres a saquear. ¿Cómo nos hacen esto a nosotros? Justamente a nosotros que fuimos los únicos que hicimos algo por ellos. Y están en no contestar. Silencio de radio. Sin respuesta política a causa de la cerrazón ideológica.

Corolario

Hay a decirlo claramente para que lo entienda hasta el Bobby, que se metió sin que usted lo note, con las patas embarradas, y está leyendo esto al lado suyo. Hoy gobiernan los Montoneros. Esto es taxativo. 

Fueron llegando de a poco desde el PJ, desde el Frepaso y se empezaron a instalar con Kirchner y se terminaron de conformar con la viuda de Kirchner

Su gobierno es muy bueno para implementar preceptos ideológicos, adoctrinamiento juvenil, penetración cultural, señalamiento de enemigos, control y recorte de la libertad de expresión y de otras libertades, ataque a “las corpos” e imposición de un relato. O sea, todo el trabajo sucio que requiere imponer una revolución… ¿limpia?

Casi todas esas cosas le salen bastante bien. ¿Pero sabe qué? Su gobierno es muy malo para gobernar un país.

Implementa políticas absurdas, reacciona tarde y mal, se va de boca siempre, no sabe desprenderse de los contrapesos, se pelea con todo el mundo para adentro y para afuera, sanciona leyes con nombre y apellido, se ve obligado a mentir para justificar fracasos estrepitosos en casi todas las áreas.

¿Será que saben mandar pero no gobernar?

¿Será que su ideología más tarde o más temprano terminan siendo incompatible con la democracia y la república?

¿Será que no pueden entender que la gente quiere, apenas, un gobierno eficiente y no una epopeya revolucionaria, gloriosa y definitiva?

Me atrevo a quitar los signos de interrogación, para afirmar que sí, a todas las cuestiones.

Están en otro palo, porque son de otro palo. Eran llamados subversivos porque siempre quisieron subvertir, cambiar todo, modificar a su antojo el orden establecido. Con una soberbia obscena, casi como la magnificencia, de “él”, para robar.

Eso puede ser interesante cuando se vive bajo un régimen dictatorial. Aspirar a subvertir un sistema tirano es una forma de empezar a ganarle. Pero cuando se vive bajo reglas de convivencia que la ciudadanía decidió y respeta —una democracia republicana— lo que se termina subvirtiendo es, precisamente, esa democracia y esa república. Y entonces no se hace la revolución para la gente. Se la hace contra la gente.

No se dan cuenta que llegaron tarde.

Cuando ellos pudieron reinsertarse y organizarse, los argentinos seguíamos siendo giles, pero ya estábamos demasiado democráticos.

Feliz Navidad, aunque la casa no esté demasiado en orden.

Fabián Ferrante

http://periodicotribuna.com.ar/13546-claves-para-poder-entender-al-gobierno.html

martes, 18 de diciembre de 2012

Los videos que marcaron tendencia en el 2012


Los Nota Lokos - Mi Nena Facebook (Video oficial)



Ricardo Arjona - Fuiste tú feat. Gaby Moreno (Video Oficial)




-Nene Malo - Bailan Rochas Y Chetas || Febrero 2012 ||





Los Rompe Discotekas - Dale Latigazo ( VIDEO OFICIAL )




Ai Se Eu Te Pego (chipmunks chipettes) video


Mamerto Menapace: balance del año


"Mi percepción a medida que envejezco es que no hay años malos. Hay años de
fuertes aprendizajes y otros que son como un recreo, pero malos no son. Creo
firmemente que la forma en que se debería evaluar un año tendría más que ver
con cuánto fuimos capaces de amar, de perdonar, de reír, de aprender cosas
nuevas, de haber desafiado nuestros egos y nuestros apegos. Por eso, no
debiéramos tenerle miedo al sufrimiento ni al tan temido fracaso, porque
ambos son sólo instancias de aprendizaje. Nos cuesta mucho entender que la
vida y el cómo vivirla depende de nosotros, el cómo enganchamos con las
cosas que no queremos, depende sólo del cultivo de la voluntad. Si no me
gusta la vida que tengo, deberé desarrollar las estrategias para cambiarla,
pero está en mi voluntad el poder hacerlo. "Ser feliz es una decisión", no
nos olvidemos de eso. Entonces, con estos criterios me preguntaba qué tenía
que hacer yo para poder construir un buen año porque todos estamos en el
camino de aprender todos los días a ser mejores y de entender que a esta
vida vinimos a tres cosas: -a aprender a amar -a dejar huella -a ser
felices.

En esas tres cosas debiéramos trabajar todos los días, el tema es cómo y
creo que hay tres factores que ayudan en estos puntos:

-Aprender a amar la responsabilidad como una instancia de crecimiento. El
trabajo sea remunerado o no, dignifica el alma y el espíritu y nos hace bien
en nuestra salud mental. Ahora el significado del cansancio es visto como
algo negativo de lo cual debemos deshacernos y no cómo el privilegio de
estar cansados porque eso significa que estamos entregando lo mejor de
nosotros. A esta tierra vinimos a cansarnos,....... 

-Valorar la libertad como una forma de vencerme a mí mismo y entender que
ser libre no es hacer lo que yo quiero. Quizás deberíamos ejercer nuestra
libertad haciendo lo que debemos con placer y decir que estamos felizmente
agotados y así poder amar más y mejor.

-El tercer y último punto a cultivar es el desarrollo de la fuerza de
voluntad, ese maravilloso talento de poder esperar, de postergar
gratificaciones inmediatas en pos de cosas mejores. Querernos. Crear calidez
dentro de nuestras casas, hogares, y para eso tiene que haber olor a comida,
cojines aplastados y hasta manchados, cierto desorden que acuse que ahí hay
vida. 

Tratemos de crecer en lo espiritual, cualquiera sea la visión de ello. La
trascendencia y el darle sentido a lo que hacemos tiene que ver con la
inteligencia espiritual. Tratemos de dosificar la tecnología y demos paso a
la conversación, a los juegos "antiguos", a los encuentros familiares, a los
encuentros con amigos, dentro de casa. Valoremos la intimidad, el calor y el
amor dentro de nuestras familias. Si logramos trabajar en estos puntos ,
habremos decretado ser felices, lo cual no nos exime de los problemas, pero
nos hace entender que la única diferencia entre alguien feliz o no, no tiene
que ver con los problemas que tengamos sino que con la ACTITUD con la cual
enfrentemos lo que nos toca."

Saludos


MAMERTO MENAPACE monje benedictino

PADRE ROBERTO: Actividad año 2012 en fotos





miércoles, 12 de diciembre de 2012

Artículo de Rolando Hanglin


Se están analizando algunos cambios en el sistema educativo: básicamente, se trata de permitir que los alumnos sigan sus cursos por más que adeuden dos o más materias no aprobadas. De ese modo podrán llegar a quinto año del secundario, aun acarreando gran cantidad de asignaturas, correspondientes a los cursos anteriores... pero sin ser expulsados del secundario. Porque de eso se trata: de evitar la exclusión a cualquier precio.

Con el fin de incorporar las nuevas tendencias pedagógicas de carácter progresista a nuestro sistema de enseñanza media (nacional, mercantil y normal) proponemos una auténtica reforma educativa, profunda a más no poder y vanguardista hasta los tuétanos. Siguiendo este régimen, ya no habrá marginados en el banquete de la cultura.

Primero. El concepto de clase es reemplazado por el de "asamblea". Ya no se trata aquí de un maestro "sabio" que instruye a sus discípulos, sino de un "intercambio de saberes". Los diversos temas se someten a debate, y finalmente se aprueba la ponencia que obtenga la mayoría simple de los votos a mano alzada y/o aclamación, sumándose con idéntico valor los sufragios de los cuarenta alumnos y un profesor, como corresponde en una auténtica democracia.

Segundo. La asistencia a clase no es obligatoria ni se rige por absurdos horarios tiránicos. Los alumnos o asambleístas coincidirán (o no) con el antes llamado profesor/a en un sitio físico que puede ser el aula, el patio del colegio, un café de las inmediaciones u otro cualquiera.

Tercero. El antes llamado colegio (ahora Centro de Construcción de Ciudadanía) será libremente empleado por los asambleístas (antes alumnos) para la celebración de bailes, fiestas, reuniones recreativas, jornadas de reflexión, sesiones de meditación, ciclos de convivencia, y en este sentido estará disponible las 24 horas de cada jornada, pudiendo los alumnos pernoctar en estas instalaciones. Para ello serán provistos de colchones y viandas por sus señores padres.

Cuarto. Una semana por mes, los alumnos dispondrán de siete días de reflexión. Para ello podrán optar por reflexionar dentro del antes llamado colegio o hacerlo en otra parte, del interior o exterior. La reflexión junto a los hermanos latinoamericanos se realizará en sitios como Buzios, Aruba o Cancún. La convivencia con los pueblos originarios se realizará en Bariloche o Salta. Para solventar estas jornadas, los señores padres abonarán una contribución mensual no-reembolsable de 300 pesos. En caso de no hacerlo, se iniciará el sumario para quitarles la patria potestad del educando.

Quinto. Las autoridades de cada centro educativo se elegirán por sufragio libre y democrático entre los alumnos, los docentes y los no-docentes. Se aconseja la designación de rectores o directores que provengan del área de maestranza, ya que ante todo son trabajadores. No sabrán mucho de física cuántica, pero conocen bien dónde se guardan los mapas, punteros y tizas, y cómo hallar las llaves de luz o el paso de gas. En este sentido, un portero (Don Manuel) podrá hacerlo muy bien, pero mejor una portera (Nelly) dado que conoce la problemática de género en nuestro país.

Sexto. Se suprimen las mesas de examen de diciembre, escenario de corte fascista donde tres profesores se ensañaban con un solo alumno, sin derecho a defensa, calificándolo con números humillantes que deshumanizaban la enseñanza, convirtiendo al educando en un simple dígito. No hablemos ya de dos dígitos, porque los profesores han sido siempre renuentes y tacaños a la hora de calificar con un diez. Al no haber exámenes en diciembre, tampoco los habrá en marzo y menos en julio. Quedan abolidos, junto a estos oprobios, todos los demás instrumentos de tortura: el boletín de clasificaciones, la lista de asistencias, el cuaderno de comunicaciones para los padres, etc.

Séptimo. Los alumnos aprobarán cada curso de manera colectiva. O están todos aprobados o no lo está ninguno. La decisión será adoptada por la soberana Asamblea del Centro de Estudiantes, y los profesores firmarán al pie de esta resolución democrática.

Octavo. El antiguo "viaje de egresados" se realizará todos los años, en todos los cursos, y consistirá en un crucero por las distintas playas del Caribe donde habitan nuestros hermanos latinoamericanos, o aquellas islas griegas celebradas por su participación en el mundo clásico (Creta, Santorini, Corfú, Mykonos) o bien cualquier otro sitio que resuelvan los alumnos en asamblea democrática. El costo recaerá sobre los señores padres.

Noveno: el plan de estudios será revisado todos los meses en asamblea del alumnado y el personal no-docente, que tendrá libertad para modificar el contenido, el desarrollo y el enfoque de las distintas asignaturas. De ese modo se garantiza su permanente actualización. Nota: los profesores también podrán opinar sobre este particular.

Décimo: los egresados del Nuevo Sistema Educativo Secundario de la Patria no serán aceptados, indudablemente, por Harvard, Cambridge, la Sorbonne, Salamanca, Uppsala, San Petersburgo, UCLA y otras universidades de carácter elitista. ¡Allá ellos con su decadencia! Así les fue en la crisis financiera de la gran burbuja (2008-2009).

Siguiendo estos sencillos lineamientos, no habrá más adolescentes excluidos del sistema educativo. De esta forma superaremos las estrechas miras de Roca, Sarmiento, Pellegrini y otros vejestorios.

El funcionamiento de la mente femenina y masculina en clave de humor.

LA CAJA DE LA NADA

Diferencias entre el funcionamiento de la mente femenina y masculina en clave de humor.

Muy bueno!!


MARK GUNGOR es un pastor, autor, musico y productor. Con 30 años de dar seminarios alrededor del planeta, Mark es uno de los mas solicitados disertantes acerca del matrimonio. Cada año miles de parejas concurren a sus seminarios, en los cuales él enseña principios basicos para lograr estabilidad matrimonial.

Mark Gungor es CEO de Laugh Your Way Latina. Él y su esposa, Debbie, tienen dos hijos adultos y tres nietos. Él vive en Green Bay, Wisconsin, donde es el Pastor Principal de la Iglesia Celebración. 

Este video es un fragmento subtitulado de uno de sus seminarios, y no por lo desopilante de lo que manifiesta es menos real. 






viernes, 30 de noviembre de 2012

Curiosidades históricas del papel higiénico

1. Antes de la invención del papel higiénico se utilizaban materiales diversos: lechuga, trapos, pieles, césped, hojas de coco o de maíz. Los antiguos griegos se aseaban con trozos de arcilla y piedras, mientras que los romanos se servían de esponjas amarradas a un palo y empapadas en agua salada. Por su parte, los inuit optaban por musgo en verano y por nieve en invierno, y para la gente de zonas costeras la solución procedía delas conchas marinas y las algas. 

2. Los primeros en crear y usar papel higiénico fueron los chinos, quienes en el siglo II A.d.C. ya diseñaron un papel cuyo uso principal era el aseo íntimo. Varios siglos más tarde (allá por el siglo XVI), las hojas chinas de papel destacaban por su gran tamaño (medio metro de ancho por 90 centímetros de alto). Sin duda, estas hojas estaban en consonancia con la posición jerárquica de sus usuarios: los propios emperadores y sus cortesanos. 

3. En higiene personal las clases sociales estaban bien delimitadas. Los antiguos romanos de las clases pudientes utilizaban lana bien empapada en agua de rosas, mientras que la realeza francesa utilizaba nada menos que encaje y sedas. La hoja de cáñamo era el más internacional de los materiales utilizados por los ricos y poderosos.

4. Joseph C. Gayetty fue el primero en comercializar el papel higiénico allá por 1857. El producto primigenio consistía en láminas de papel humedecido con aloe, denominado “papel medicinal de Gayetty”, un auténtico lujo para los más hedonistas. El nuevo producto, de precio prohibitivo, se comercializaba bajo un visionario eslogan: “la mayor necesidad de nuestra era, el papel medicinal de Gayetty para el baño”. 

5. En 1880 los hermanos Edward y Clarence Scott comienzan a comercializar el papel enrollado que hoy conocemos. Una presentación en sociedad llena de obstáculos dados los muchos tabúes que rodeaban al nuevo producto. Por la época se consideraba inmoral y pernicioso que el papel estuviera expuesto en las tiendas a la vista del público en general.

6. Pero el papel de los orígenes no era el producto suave y absorbente de nuestros días. En 1935 se lanza un papel higiénico mejorado bajo el reclamo de “papel libre de astillas”. Esto nos hace deducir que lo habitual de la época era que el papel higiénico contara con alguna que otra impureza.

7. La importancia del papel higiénico en nuestros días es incuestionable, testigo de ello es el reconocimiento recibido por Kimberly-Clark en 1944 a cargo del Gobierno de los Estados Unidos. El motivo de dicho reconocimiento fue (citamos palabras textuales) “su heroico esfuerzo en el suministro a los soldados durante la II Guerra Mundial”.

8. Dicha importancia llegó a ser estratégica en la Operación Tormenta del Desierto de la Guerra del Golfo. El verde de los tanques estadounidenses contrastaba demasiado con las blancas arenas del desierto y no se contaba con el tiempo necesario para pintar los vehículos. Se optó por envolver los tanques en papel higiénico como técnica de camuflaje de última hora. 

9. De ser un producto denostado y vendido discretamente en la trastienda, el papel higiénico se ha convertido en el protagonista de pasarelas de moda, obras de arte y delicados trabajos de papiroflexia. Artistas plásticos de renombre como Christo, Anastassia Elias o Yuken Teruya han utilizado papel higiénico como material para sus trabajos. En el terreno de la moda, es célebre el certamen Cheap Chic Weddings Toilet Paper Wedding Dress Contest, que cada año reúne en Estados Unidos a las más originales propuestas de vestidos nupciales confeccionados con papel higiénico. 

10. El papel higiénico tal cual lo conocemos hoy en día ha experimentado un gran desarrollo a lo largo de los cerca de 140 años que han transcurrido desde su invención. A la doble capa del papel (incorporada en 1942) se suman tecnologías punteras que aportan mayor suavidad y absorción (como la UCTAD, desarrollada y patentada por Kimberly-Clark). La última innovación del producto supone incorporar loción de karité, un fruto natural con reconocidas propiedades cosméticas.

miércoles, 28 de noviembre de 2012

“Escuchar lo que dicen con el ruido de las cacerolas”


¿No te parece que lo que acaba de suceder -en Capital y en el país- es una verdadera muestra de democracia? ¿No merece ser escuchado el reclamo de la gente expresándose libremente, sin consignas partidarias, sin agresión, ni insultos? ¿Cómo no podes ver el enriquecimiento obsceno de los funcionarios, la corrupción, la inseguridad, las mentiras del INDEC, la violencia de Moreno, la torpeza de Timerman, los exabruptos patéticos de Bonafini, la tremenda vergüenza ajena que nos da el vicepresidente, el narcisismo casi patológico de la Presidenta? ¿No te das cuenta de que muchos como yo, que definitivamente no somos golpistas ni destituyentes ni muchísimo menos “de derecha” ni estamos engañados por Clarín, que no somos políticos ni sofisticados catedráticos que recorren el mundo dando conferencias como vos, que no vivimos en Londres, estamos hartos porque vemos la realidad aquí con nuestros propios ojos, todos los días? Aún algunos de nosotros que apoyamos genuinamente a un Kirchner poco conocido cuando asumió en 2003 hasta que luego el tiempo se encargó de mostrar la realidad oculta detrás del discurso grandilocuente y la épica impostada y demagógica?

Ernesto, ¿no te das cuenta que todo tu discurso intelectual aquí no cuenta porque ningún proyecto político respetable puede construirse en base a la mentira alevosa, el desprecio por el que piensa diferente y la falta de respeto? ¿Qué tal si te venís un rato de Londres y te das una vuelta por Buenos Aires? Pero no para felicitar a Cristina por lo bien que está haciendo las cosas -mientras el “relato” se cae a pedazos- sino para charlar con la gente. Venite a caminar un rato por donde prefieras, Palermo o Haedo, Lanús o Quilmes. Vamos juntos al supermercado y me explicas cómo se come con $ 6 diarios, y después tomamos un café y me convences de que Cristina se hizo hipermillonaria porque fue una “exitosa abogada”.

Parafraseando las bellas palabras de Dilma Rousseff “... es siempre preferible el ruido de la prensa libre al silencio de las tumbas de las dictaduras”.

¿No es preferible salir de la burbuja de la autocomplacencia y escuchar lo que dicen “los otros” con el ruido de sus cacerolas? Muchos saludos. Tu primo.

Alejo Laclau
alejolaclau@sicoar.com

N. de la R.: El autor es primo segundo del filósofo argentino Ernesto Laclau, quien vive en Londres y es una de las usinas intelectuales del kirchnerismo.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

RIO GALLEGOS: El mausoleo de Kirchner: su última morada


Kirchner falleció el 27 de octubre de 2010, a los 60 años, en su casa de El Calafate, en Santa Cruz, víctima de un paro cardiovascular. 







El complejo que alberga el mausoleo se encuentra en el cementerio de Río Gallegos, provincia de Santa Cruz. 



El lugar se encuentra en el fondo del cementerio, a 200 metros de la calle, desde donde se puede ver el edificio. 


El lugar es impresionante, no solo por lo imponente del lugar, sino también por la fuerte custodia que muestra en todo momento.




Cuatro “hombres de negro”, dos afuera, quienes con un detector manual de metales realizan un cacheo de las personas que ingresan al lugar, los que no permiten el ingreso con cámaras fotográficos y celulares y dos dentro del mausoleo custodian el lugar.



Todo el predio fue rodeado con rejas y parquizado con pinos de más dos metros de altura. La galería de nichos cercanos al mausoleo fue pintada y arreglados por la empresa de Baéz, con colaboración del municipio.





La obra fue construida en el término de diez meses por Austral Construcciones, empresa del kirchnerista Lázaro Báez.

Una pesada puerta metálica conduce hacia la derecha a una puerta de vidrio blindado, que lleva al recinto donde descansan los restos de Kirchner.




La estructura cuenta con cámaras que forman parte de un circuito cerrado de televisión, que pueden ser monitoreadas desde Buenos Aires por la Sra. Presidenta.



De frente a la puerta metálica de ingreso se accede a una escalera de mármol en forma de caracol que conduce a la primera planta.

Desde allí, y mirando hacia abajo a través de una estructura de vidrio circular, se puede observar el féretro del ex jefe de Estado, ubicado centralmente en la planta baja, cubierto con una bandera argentina.

Sobre el cajón hay también una camiseta del Racing, el club de fútbol del que Kirchner era fanático, un rosario, una flor y los pañuelos blancos de las Madres y de las Abuelas de Plaza de Mayo.


Por detrás del féretro se alza una gigantesca cruz de madera y a un costado fue dispuesto el cajón que contiene los restos del padre del ex gobernante y primer secretario general de la Unasur.

Desde el piso superior se puede ver, además, en la planta baja, en un rincón, dos sillones y una pequeña mesa.

El edificio, cuya construcción demandó diez meses, es, por dentro y por fuera, una mole gris de concreto, piedra volcánica, pizarra, lajas y mármol de trece metros de largo, unos quince de frente y once de alto.


Es una construcción de líneas cortantes y puras, con algunas aberturas perpendiculares en las paredes que permiten el ingreso de la luz natural.

En el techo, en la parte central, hay un vitreaux con el logotipo oficial del Bicentenario de Argentina en colores celestes y amarillos, que en horas del mediodía refleja sus tonos sobre el féretro.

El artista plástico Andrés Caamaño fue el elegido para crear la roseta en vitrofusión con el ícono del Bicentenario.

La sobriedad del recinto se rompe con retratos de quien gobernara el país entre 2003 y 2007.


Dos de los cuadros que cuelgan de las paredes
Por fuera, el complejo, de 650 metros cuadrados se completa con un mástil gigante con una bandera argentina que flamea con el habitual viento patagónico y dos llamas votivas.


También hay una estructura triangular que representa la forma del territorio argentino y a un costado se encuentra una fuente de agua rectangular. 





ASÍ ES EL MAUSOLEO POR DENTRO



viernes, 9 de noviembre de 2012

Glaciar Viedma – EL CHALTEN


El Glaciar Viedma (49º31´S, 73º01´W), con 978 km cuadrados de superficie, es el glaciar más grande de la Argentina y el segundo más grande del Hielo Patagónico Sur después del Glaciar Pío XI (o Brüggen) en Chile. El frente del Viedma termina en el lago homónimo lo que genera grandes icebergs de increíbles formas y colores.

Ubicado dentro del Parque Nacional Los Glaciares, el Glaciar Viedma es el más grande de Argentina. Antiguamente se creía que era el Upsala, pero los últimos estudios indican que el Viedma es más grande.

Es uno de los principales atractivos de la localidad turística de El Chalten. 


Este glaciar fluye directamente del Hielo Patagónico Sur hasta el Lago Viedma, su frente se eleva aproximadamente 40 metros sobre el nivel del lago. Sus nacientes se encuentran en el corazón del campo de hielo entre los 1.500 y 2.200 metros sobre el nivel del mar.

El glaciar Viedma se nutre de los hielos continentales y corre en un cañón formado por los cerros Huemul y Campana para desembocar finalmente sobre el lago Viedma. Debe su nombre a Antonio Viedma, quien en 1782 fue el primero en internarse en el oeste patagónico desde la Costa Atlántica de San Julián hasta este gran lago.

El frente del Viedma genera grandes témpanos en el lago homónimo.


Este glaciar destaca por la posibilidad de realizar caminatas por encima del mismo y apreciar las cavernas de hielo formadas por su intensa actividad erosiva.

Además de las variaciones en su frente, se observan cambios en la margen sur del glaciar, que tiene desprendimientos sobre la laguna Viedma, que sufre vaciamientos esporádicos.

Existe un concesionario de Parques Nacionales que realiza una navegación hasta el frente del glaciar así como opciones de caminatas sobre el hielo.


Hay tres opciones de navegación en el Lago:

La primera se denomina Viedma Light: Se puede conocer el lago y ver el glaciar en una confortable excursión de dos horas y media en catamarán, que parte del muelle de Bahía Túnel, a 18 km de El Chaltén.

OPCION QUE ELEGIMOS. FUE UNA EXPERIENCIA INTERESANTE, QUE NOS DEJO LA ENSEÑANZA QUE ESTE TIPO DE EXCURSIONES NO ES PARA NOSOTROS, YA QUE TUVIMOS UNOS PROBLEMITAS PARTICULARES, AJENOS A LA BUENA ATENCION DE LA EMPRESA.


La segunda es el Viedma Ice Trekk: que incluye la navegación y trekking sobre el glaciar.

La tercera, el Viedma Pro: a la que se agrega escalada en hielo.

jueves, 1 de noviembre de 2012

FRASES HISTORICAS


Un niño japonesito llega a Estados Unidos y el papá lo inscribe en la escuela.

El primer día de clase, la maestra presenta a Susuki, hijo de un empresario japonés, a los chicos de sexto grado.

Luego la maestra les dice a los alumnos:

-"Hoy empecemos repasando un poco de historia de América del norte y del sur... ¿Quién dijo "Denme la libertad o denme la muerte"?

La clase se quedó callada, excepto Susuki: 
- "Lo dijo Patrick Henry,1775"

-"Muy Bien!.

- ¿Quién dijo "el gobierno del pueblo para el pueblo, no debe desaparecer de la faz de la tierra"?

- De nuevo, ninguna respuesta de la clase, salvo Susuki:
- "Abraham Lincoln, 1863".

La maestra, asombrada, les dice: - "Chicos, debería darles vergüenza. Susuki que es nuevo en nuestro país, sabe más de nuestra historia que ustedes".

La maestra alcanza a escuchar un susurro:
"¡A la mierda con los malditos japoneses!".

¿Quién dijo eso?, preguntó la maestra.

Nuevamente Susuki levanta su mano y dice:
-"General Mc Arthur, 1942".

La clase queda muda y uno de los chicos alcanza a decir: 
"Voy a vomitar".

La maestra trata de ver quién fue el irrespetuoso:
- "Ya basta… ¿quién dijo eso?

Y Susuki dice: -"George Bush padre, al Primer ministro japonés, 1991".

Uno de los alumnos, furioso, le grita al japonés desde el fondo:

-"Chupame ésta!".

Susuki, casi saltando en su silla, le dice a la maestra:
- "Bill Clinton a Mónica Lewinsky.- 1997” .

El que era el número uno de la clase gritó:

-"Estaba primero hasta que llego este japonés de mierda. "
Y Susuki Contesta: -"Mario Vargas Llosa - Elecciones peruanas, 1990".

La clase entra en un estado de histeria. La maestra se desmaya, cunde el caos. Mientras los chicos se arremolinan alrededor de la desvanecida maestra, uno de ellos –exclama: 

"¡Mierda, la cagamos, ¿ y ahora cómo salimos de este desastre sin que se den cuenta que fuimos nosotros?... . "

Y Susuki responde:
- "Cristina Fernández de Kirchner, Buenos Aires, 2011

La hora de la verdad: ALEXANDRA LARSSON




martes, 30 de octubre de 2012

TOM Y JERRY: para disfrutar


Realmente una obra excepcional ¡¡para disfrutarla!!

Espectacular, este video de Tom y Jerry, hecho hace 65 años.

Ganó un OSCAR

Tom toca la Rapsódia Húngara nº 2 de Liszt.

Producido en Technicolor en 1946
por la Metro Goldwyn Mayer
Que lo disfrutes
“Hungarian Rhapsody No. 2” by Franz Liszt.



La Rapsodia húngara N° 2, forma parte de las diecinueve Rapsodias húngaras del compositor húngaro Franz Liszt y es, con seguridad, la más famosa de todas. Muy pocas piezas para piano solo han conseguido tanta popularidad, por lo que ofrece al pianista la oportunidad de mostrar su virtuosismo al mismo tiempo que atrae enormemente al público. 

La obra consta de dos partes distintas: el Lassan y el Friska 
(del húngaro: lassú - lento; friss - fresco, rápido).

Está escrita en Do sostenido menor y está dedicada al conde Ladislas Teleky 
("au Comte Ladislas Teleky"). 

Fue compuesta en 1847 y fue publicada por primera vez como pieza para piano solo en 1851 por Senff and Ricordi.

También existe una versión para orquesta y, aunque Liszt no tuviera esa intención, esta rapsodia se ha utilizado mucho en dibujos animados y ha servido como base para varias canciones populares.


lunes, 29 de octubre de 2012

Nunca Más - Informe de la Conadep - Septiembre de 1984



A poco de hacerse cargo del gobierno, el presidente Raúl Alfonsín ordenó el procesamiento de las Juntas Militares que gobernaron durante la dictadura militar (1976 - 83), responsables, en última instancia, de los horrores cometidos y nombró una comisión para investigar esos crímenes (CONADEP). Como presidente fue designado Ernesto Sábato. Al cabo de nueve meses, esa comisión expidió sus conclusiones, resumidas en el libro Nunca más, que lleva un prólogo escrito por el propio Sábato.

Nunca Más - Informe de la Conadep - Septiembre de 1984

Por ERNESTO SÁBATO

Durante la década del 70 la Argentina fue convulsionada por un terror que provenía tanto desde la extrema derecha como de la extrema izquierda, fenómeno que ha ocurrido en muchos otros países. 

Así aconteció en Italia, que durante largos años debió sufrir la despiadada acción de las formaciones fascistas, de las Brigadas Rojas y de grupos similares. Pero esa nación no abandonó en ningún momento los principios del derecho para combatirlo, y lo hizo con absoluta eficacia, mediante los tribunales ordinarios, ofreciendo a los acusados todas las garantías de la defensa en juicio; y en ocasión del secuestro de Aldo Moro, cuando un miembro de los servicios de seguridad le propuso al General Della Chiesa torturar a un detenido que parecía saber mucho, le respondió con palabras memorables: «Italia puede permitirse perder a Aldo Moro. No, en cambio, implantar la tortura».

No fue de esta manera en nuestro país: a los delitos de los terroristas, las Fuerzas Armadas respondieron con un terrorismo infinitamente peor que el combatido, porque desde el 24 de marzo de 1976 contaron con el poderío y la impunidad del Estado absoluto, secuestrando, torturando y asesinando a miles de seres humanos.

Nuestra Comisión no fue instituida para juzgar, pues para eso están los jueces constitucionales, sino para indagar la suerte de los desaparecidos en el curso de estos años aciagos de la vida nacional. Pero, después de haber recibido varios miles de declaraciones y testimonios, de haber verificado o determinado la existencia de cientos de lugares clandestinos de detención y de acumular más de cincuenta mil páginas documentales, tenemos la certidumbre de que la dictadura militar produjo la más grande tragedia de nuestra historia, y la más salvaje. Y, si bien debemos esperar de la justicia la palabra definitiva, no podemos callar ante lo que hemos oído, leído y registrado; todo lo cual va mucho más allá de lo que pueda considerarse como delictivo para alcanzar la tenebrosa categoría de los crímenes de lesa humanidad. Con la técnica de la desaparición y sus consecuencias, todos los principios éticos que las grandes religiones y las más elevadas filosofías erigieron a lo largo de milenios de sufrimientos y calamidades fueron pisoteados y bárbaramente desconocidos.

Son muchísimos los pronunciamientos sobre los sagrados derechos de la persona a través de la historia y, en nuestro tiempo, desde los que consagró la Revolución Francesa hasta los estipulados en las Cartas Universales de Derechos Humanos y en las grandes encíclicas de este siglo. Todas las naciones civilizadas, incluyendo la nuestra propia, estatuyeron en sus constituciones garantías que jamás pueden suspenderse, ni aun en los más catastróficos estados de emergencia: el derecho a la vida, el derecho a la integridad personal, el derecho a proceso; el derecho a no sufrir condiciones inhumanas de detención, negación de la justicia o ejecución sumaria.

De la enorme documentación recogida por nosotros se infiere que los derechos humanos fueron violados en forma orgánica y estatal por la represión de las Fuerzas Armadas. Y no violados de manera esporádica sino sistemática, de manera siempre la misma, con similares secuestros e idénticos tormentos en toda la extensión del territorio. ¿Cómo no atribuirlo a una metodología del terror planificada por los altos mandos? ¿Cómo podrían haber sido cometidos por perversos que actuaban por su sola cuenta bajo un régimen rigurosamente militar, con todos los poderes y medios de información que esto supone? ¿Cómo puede hablarse de «excesos individuales»? De nuestra información surge que esta tecnología del infierno fue llevada a cabo por sádicos pero regimentados ejecutores. Si nuestras inferencias no bastaran, ahí están las palabras de despedida pronunciadas en la Junta Interamericana de Defensa por el jefe de la delegación argentina, General Santiago Omar Riveros, el 24 de enero de 1980: «Hicimos la guerra con la doctrina en la mano, con las órdenes escritas de los Comandos Superiores» . Así, cuando ante el clamor universal por los horrores perpetrados, miembros de la Junta Militar deploraban los «excesos de la represión, inevitables en una guerra sucia» , revelaban una hipócrita tentativa de descargar sobre subalternos independientes los espantos planificados.

Los operativos de secuestro manifestaban la precisa organización, a veces en los lugares de trabajo de los señalados, otras en plena calle y a la luz del día, mediante procedimientos ostensibles de las fuerzas de seguridad que ordenaban «zona libre» a las comisarías correspondientes. Cuando la víctima era buscada de noche en su propia casa, comandos armados rodeaban la manzanas y entraban por la fuerza, aterrorizaban a padres y niños, a menudo amordazándolos y obligándolos a presenciar los hechos, se apoderaban de la persona buscada, la golpeaban brutalmente, la encapuchaban y finalmente la arrastraban a los autos o camiones, mientras el resto de comando casi siempre destruía o robaba lo que era transportable. De ahí se partía hacia el antro en cuya puerta podía haber inscriptas las mismas palabras que Dante leyó en los portales del infierno: «Abandonad toda esperanza, los que entrais».

De este modo, en nombre de la seguridad nacional, miles y miles de seres humanos, generalmente jóvenes y hasta adolescentes, pasaron a integrar una categoría tétrica y fantasmal: la de los Desaparecidos. Palabra - ¡triste privilegio argentino! - que hoy se escribe en castellano en toda la prensa del mundo.

Arrebatados por la fuerza, dejaron de tener presencia civil. ¿Quiénes exactamente los habían secuestrado? ¿Por qué? ¿Dónde estaban? No se tenía respuesta precisa a estos interrogantes: las autoridades no habían oído hablar de ellos, las cárceles no los tenían en sus celdas, la justicia los desconocía y los habeas corpus sólo tenían por contestación el silencio. En torno de ellos crecía un ominoso silencio. Nunca un secuestrador arrestado, jamás un lugar de detención clandestino individualizado, nunca la noticia de una sanción a los culpables de los delitos. Así transcurrían días, semanas, meses, años de incertidumbres y dolor de padres, madres e hijos, todos pendientes de rumores, debatiéndose entre desesperadas expectativas, de gestiones innumerables e inútiles, de ruegos a influyentes, a oficiales de alguna fuerza armada que alguien les recomendaba, a obispos y capellanes, a comisarios. La respuesta era siempre negativa.

En cuanto a la sociedad, iba arraigándose la idea de la desprotección, el oscuro temor de que cualquiera, por inocente que fuese, pudiese caer en aquella infinita caza de brujas, apoderándose de unos el miedo sobrecogedor y de otros una tendencia consciente o inconsciente a justificar el horror: «Por algo será», se murmuraba en voz baja, como queriendo así propiciar a los terribles e inescrutables dioses, mirando como apestados a los hijos o padres del desaparecido. Sentimientos sin embargo vacilantes, porque se sabía de tantos que habían sido tragados por aquel abismo sin fondo sin ser culpable de nada; porque la lucha contra los «subversivos», con la tendencia que tiene toda caza de brujas o de endemoniados, se había convertido en una represión demencialmente generalizada, porque el epíteto de subversivo tenía un alcance tan vasto como imprevisible. En el delirio semántico, encabezado por calificaciones como «marxismo-leninismo», «apátridas» , «materialistas y ateos» , «enemigos de los valores occidentales y cristianos» , todo era posible: desde gente que propiciaba una revolución social hasta adolescentes sensibles que iban a villas-miseria para ayudar a sus moradores. Todos caían en la redada: dirigentes sindicales que luchaban por una simple mejora de salarios, muchachos que habían sido miembros de un centro estudiantil, periodistas que no eran adictos a la dictadura, psicólogos y sociólogos por pertenecer a profesiones sospechosas, jóvenes pacifistas, monjas y sacerdotes que habían llevado las enseñanzas de Cristo a barriadas miserables. Y amigos de cualquiera de ellos, y amigos de esos amigos, gente que había sido denunciada por venganza personal y por secuestrados bajo tortura. Todos, en su mayoría inocentes de terrorismo o siquiera de pertenecer a los cuadros combatientes de la guerrilla, porque éstos presentaban batalla y morían en el enfrentamiento o se suicidaban antes de entregarse, y pocos llegaban vivos a manos de los represores.

Desde el momento del secuestro, la víctima perdía todos los derechos; privada de toda comunicación con el mundo exterior, confinada en lugares desconocidos, sometida a suplicios infernales, ignorante de su destino mediato o inmediato, susceptible de ser arrojada al río o al mar, con bloques de cemento en sus pies, o reducida a cenizas; seres que sin embargo no eran cosas, sino que conservaban atributos de la criatura humana: la sensibilidad para el tormento, la memoria de su madre o de su hijo o de su mujer, la infinita vergüenza por la violación en público; seres no sólo poseídos por esa infinita angustia y ese supremo pavor, sino, y quizás por eso mismo, guardando en algún rincón de su alma alguna descabellada esperanza.


De estos desamparados, muchos de ellos apenas adolescentes, de estos abandonados por el mundo hemos podido constatar cerca de nueve mil. Pero tenemos todas las razones para suponer una cifra más alta, porque muchas familias vacilaron en denunciar los secuestros por temor a represalias. Y aun vacilan, por temor a un resurgimiento de estas fuerzas del mal.

Con tristeza, con dolor hemos cumplido la misión que nos encomendó en su momento el Presidente Constitucional de la República. Esa labor fue muy ardua, porque debimos recomponer un tenebrosos rompecabezas, después de muchos años de producidos los hechos, cuando se han borrado liberadamente todos los rastros, se ha quemado toda documentación y hasta se han demolido edificios. Hemos tenido que basarnos, pues, en las denuncias de los familiares, en las declaraciones de aquellos que pudieron salir del infierno y aun en los testimonios de represores que por oscuras motivaciones se acercaron a nosotros para decir lo que sabían.

En el curso de nuestras indagaciones fuimos insultados y amenazados por los que cometieron los crímenes, quienes lejos de arrepentirse, vuelven a repetir las consabidas razones de «la guerra sucia» , de la salvación de la patria y de sus valores occidentales y cristianos, valores que precisamente fueron arrastrados por ellos entre los muros sangrientos de los antros de represión. Y nos acusan de no propiciar la reconciliación nacional, de activar los odios y resentimientos, de impedir el olvido. Pero no es así: no estamos movidos por el resentimiento ni por el espíritu de venganza; sólo pedimos la verdad y la justicia, tal como por otra parte las han pedido las iglesias de distintas confesiones, entendiendo que no podrá haber reconciliación sino después del arrepentimiento de los culpables y de una justicia que se fundamente en la verdad. Porque, si no, debería echarse por tierra la trascendente misión que el poder judicial tiene en toda comunidad civilizada. Verdad y justicia, por otra parte, que permitirán vivir con honor a los hombres de las fuerzas armadas que son inocentes y que, de no procederse así, correrían el riesgo de ser ensuciados por una incriminación global e injusta. Verdad y justicia que permitirán a esas fuerzas considerarse como auténticas herederas de aquellos ejércitos que, con tanta heroicidad como pobreza, llevaron la libertad a medio continente.

Se nos ha acusado, en fin, de denunciar sólo una parte de los hechos sangrientos que sufrió nuestra nación en los últimos tiempos, silenciando los que cometió el terrorismo que precedió a marzo de 1976, y hasta, de alguna manera, hacer de ellos una tortuosa exaltación. Por el contrario, nuestra Comisión ha repudiado siempre aquel terror, y lo repetimos una vez más en estas mismas páginas. Nuestra misión no era la de investigar sus crímenes sino estrictamente la suerte corrida por los desaparecidos, cualesquiera que fueran, proviniesen de uno o de otro lado de la violencia. Los familiares de las víctimas del terrorismo anterior no lo hicieron, seguramente, porque ese terror produjo muertes, no desaparecidos. Por lo demás el pueblo argentino ha podido escuchar y ver cantidad de programas televisivos, y leer infinidad de artículos en diarios y revistas, además de un libro entero publicado por el gobierno militar, que enumeraron, describieron y condenaron minuciosamente los hechos de aquel terrorismo.

Las grandes calamidades son siempre aleccionadoras, y sin duda el más terrible drama que en toda su historia sufrió la Nación durante el periodo que duró la dictadura militar iniciada en marzo de 1976 servirá para hacernos comprender que únicamente la democracia es capaz de preservar a un pueblo de semejante horror, que sólo ella puede mantener y salvar los sagrados y esenciales derechos de la criatura humana. Únicamente así podremos estar seguros de que NUNCA MÁS en nuestra patria se repetirán hechos que nos han hecho trágicamente famosos en el mundo civilizado.

La CONADEP estuvo integrada por Ernesto Sábato (presidente), Magdalena Ruiz Guiñazú, Ricardo Colombres, René Favaloro, Hilario Fernández Long, Carlos Gattinoni, Gregorio Klimovsky, Marshall Meyer, Mons. Jamie F. de Nevares, Eduardo Rabossi, Santiago López, Hugo Piucill, Horacio Huarte, Graciela Fernández Meijide, Daniel Salvador, Raúl Aragón, Alberto Mansur y Leopoldo Silgueira.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...