Este blog nació con la idea de mostrar de todo un poco…Podrás encontrar lecturas, imágenes, pensamientos; compartir artículos, fotos, opiniones....







jueves, 14 de abril de 2011

El Origen del asunto Nacional (la Patria o Nación)

En el proceso de evolución política de las sociedades humanas, y por diferentes razones, encontramos principalmente la formación de un sentido nacional de patria; que conduce a desligarnos de las causas históricas que nos dieron origen como pueblo, para enfrentar el futuro como una nación con personalidad propia.

Casi siempre como consecuencia de esto surge la realización de un nuevo Estado, con su gobierno, modelo político, modelo económico, costumbres, cultura, y otros. Tal es el caso de la inmensa mayoría de los países de hoy.

Este proceso que conduce a un grupo humano a desligarse de sus orígenes; y lo convierte en una nueva nación es muchas veces la incapacidad de la Madre Patria o del ente imperialista para brindar o facilitar un estado de satisfacción de los ciudadanos, e igualar el acceso a los derechos humanos con un mismo espíritu familiar y protectivo. Por esta falta de visión, no son más poderosos y extensos los imperios y naciones hoy.

Hay casos de naciones creadas a propósito por instigación de otro imperio enemigo del imperio que las gobierna.

Hay otros casos de naciones creadas por la gestión de individuos que vieron su acceso personal al poder y la fortuna, por medio de la separación acompañada de su creciente liderazgo personal. Las naciones son en verdad muy buen negocio para muchos “nacionalistas”.

Lo más común es pues que el pueblo no se percate del proceso hasta que ya es tarde.

Cuando ya coexiste un sentimiento divisionista que termina en el surgimiento de un nuevo patriotismo.

En síntesis las naciones se constituyen en soberanas por causa de la miopía e incapacidad administrativas de sus políticos. Por la incapacidad de sus gobernantes que hacen sentir como esclavos a los ciudadanos, oprimiéndolos, robándolos e incumpliéndoles responsabilidades estatales básicas como son la protección, la seguridad, la igualdad de derechos, el derecho a progresar y tener una esperanza, la expansión territorial de los servicios, etc.

Así también, en la mayor parte de los casos, los nativos de un lugar miran a los nativos de otros como un peligro a la hora de repartir los empleos, los beneficios políticos, los beneficios estratégicos, etc, y les maltratan hasta que surge un divisionismo e intolerancia, que no tiene más remedio aparente que la conformación de dos o más naciones o países.

En otros casos se producen indigestiones de tipo histórico como consecuencia de choques de cultura, enfrentamientos religiosos, pugna de líderes mesiánicos, etc.

Quizá el más difícil caso de resolver es justamente el que debería ser el más fácil; el choque de religiones; que estando por definición destinadas a crear armonía; más bien, las religiones no han tenido éxito en armonizar a quienes no sienten la fe de igual forma o tienen una distinta base conceptual.

Hoy disponemos de más tecnología que nunca, no hay excusas para todo este descuido en que viven los pueblos, no se justifican los divisionismos ni el surgimiento de las nuevas patrias y naciones.

Pero la incapacidad y la ineficiencia de los gobernantes continúa conduciendo a que sigan apareciendo nuevos proyectos de países y soberanías.

A quienes les corresponde gobernar un pueblo deben entender que son servidores, y que no son jerarcas, ni reyes. Que un servidor debe trabajar con mucho esfuerzo y dedicación; brindando resultados por hora y por minutos, con números claros, y con responsabilidad.

Quienes peor viven los procesos administrativos del Estado son los extranjeros. Ahora en función de resultados consagrados y debidos, pero no pagados con responsabilidad social en ultramar o detrás de las fronteras; vive peor la clase pobre.

Ahora imagínese que además de ser extranjero es también pobre, es ahí donde sufren más las consecuencias del olvido de los funcionarios Estatales del mundo.

El estudio del Derecho Internacional tiene en tal sentido dos ramas importantes, una es el Derecho Internacional Público, que trata sobre las regulaciones de las relaciones sociales, económicas y políticas de los países con los demás países; y la otra es el Derecho Internacional Privado, que indica como funciona la administración Estatal de los procesos más personales de los ciudadanos con relación a los Estados extranjeros, o derecho de los ciudadanos extranjeros en un país determinado.

La existencia de un estudio del Derecho Internacional es consecuencia de que los países en su relación con los demás países y con los ciudadanos extranjeros necesitan parámetros comunes y acordados internacionalmente que deben ser obedecidos por todos los países.

Para auxiliar estas relaciones han sido creadas instituciones y organismos internacionales.

Los parámetros que rigen la vida internacional son considerados por sobre la constitución de los diversos países, y para cambiarlos es necesario una concertación internacional. Para dar mantenimiento a estos ajustes, acuerdos, normas y leyes internacionales muchos países y grupos regionales han conformado Congresos de Legislación Regionales que estudian y ajustan los resortes de las dinámicas entre países y sus productos teóricos (normas y resoluciones) son ratificados luego en los congresos de cada país de forma que se incorporan a la actividad internacional los andamiajes de la política nacional.

En este sentido, y en busca de concertar con una misma filosofía y procedimientos las naciones del mundo han instrumentado sistemas tan activos como el mismo caso de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y La Organización de los Estados Americanos (OEA), la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), etc.

En todo caso si bien hay que reconocer que se han realizado grandes éxitos, estos no son suficientes.

1.-Los obstáculos son muchos, la voluntad política es muy pobre a favor del pobre y muy fuerte a favor de los poderosos y de los imperios, que pagan mejor esta voluntad favorable.

2.-La puesta en marcha de los acuerdos es muy lenta e ineficiente.

3.-Se teoriza tanto que da náuseas. Se habla muy hermoso y elegante, pero no se ve la acción.

4.-Los funcionarios viven como magnates en vez de cómo servidores.

5.-Los funcionarios son inaccesibles.

6.-La mayoría de las operaciones son casi ocultas como queriendo beneficiar a los más informados; de lo cual también se tiene control casi total (quiénes deben saber y qué deben saber).

Por ejemplo; las becas, las licitaciones, etc.

7.-Las instituciones que favorecen a los imperios crecen y se multiplican pero las más liberales no logran sostenerse
8.-La burocracia dentro de estás instituciones es espantosa.

9.-El fanatismo abunda a toda escala.

Imprimir artículo

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...