Este blog nació con la idea de mostrar de todo un poco…Podrás encontrar lecturas, imágenes, pensamientos; compartir artículos, fotos, opiniones....







lunes, 30 de julio de 2012

ALEPO – Siria



La ciudad siria de Alepo, objeto de bombardeos y escenario de violentos combates entre los rebeldes y las fuerzas del régimen en los últimos días, es la segunda urbe del país, su capital industrial y financiera y, desde 1986, forma parte del Patrimonio de la Humanidad.

Situada al noroeste de Siria, cerca de la frontera con Turquía, a unos 350 kilómetros al norte de Damasco, esta ciudad milenaria es la más poblada del país.

Alepo  es una ciudad de Siria, capital de la provincia homónima. Cuenta con una población de unos 4.393.000 habitantes (2007), lo que la convierte en la segunda ciudad del país después de Damasco. Es una de las más antiguas de la región, conocida en la Antigüedad como Khalpe, Beroea para los antiguos griegos, y Halep para los turcos. Situada al noroeste del país, se encuentra en una posición estratégica a mitad de camino en la ruta comercial que une la costa mediterránea y el Éufrates. Su provincia ocupa más de 16.000 km² y entre el 20 y 30 por ciento de sus habitantes son cristianos.

Alepo (su nombre en árabe es Halab) tiene al menos 6.000 años de historia y está considerada como una de las ciudades más antiguas del mundo que han permanecido habitadas.

Su importancia histórica y cultural es enorme y en buena medida le viene dada por su situación geográfica en la encrucijada de varias rutas comerciales que unían Oriente y Occidente.

Esto favoreció la creación de un patrimonio monumental de gran riqueza, reflejo de las sucesivas dominaciones de la ciudad por parte de hititas, asirios, griegos, romanos, omeyas, ayubís, mongoles, mamelucos y otomanos.

Destacan la ciudadela medieval, el zoco y las casi mil mezquitas dispersas por el casco antiguo -entre ellas la Gran Mezquita Omeya, cuyas obras comenzaron en el siglo VIII- a las que se añaden más de cincuenta iglesias.

La mayoría de los habitantes de Alepo son musulmanes suníes, muchos de ellos árabes aunque también hay un importante núcleo kurdo. Además, la ciudad cuenta con el porcentaje más elevado de cristianos de Siria.

Es sede de la Arquidiócesis Metropolitana de Alepo del Patriarcado de Antioquía
Históricamente, se dispone de documentos según los cuales existe población en la ciudad desde al menos el 1800 a. C., según las fuentes hititas. Durante la dinastía amorita fue capital del reino (hasta aprox. el 1600 a. C.), para volver luego a ser hitita. 

Más tarde fue asiria y persa. Los griegos la tomaron en el 333 a. C., y Seleuco I Nicátor le dio el nombre de Beroea. Cuando, en el 64 a. C., Siria pasó a formar parte del Imperio romano la ciudad también se integró en el dominio de Roma.


Formó parte del Imperio bizantino hasta su pérdida a manos de los árabes en 637. En el siglo X volvió a los bizantinos (entre 974 y 987). Los cruzados la asediaron en dos ocasiones, en 1098 y en 1124, pero nunca la conquistaron. El 11 de octubre de 1138, la ciudad fue devastada por un terremoto, dejando cifras de 230 000 muertos, el tercer terremoto más mortífero en la historia, seguido de los terremotos de Shaanxi y Tangshan en China. Pasó a manos de Saladino y se mantuvo en poder de los árabes hasta su toma por los mongoles en 1260. Luego fue una ciudad del Imperio otomano (desde 1517). A la caída del Imperio otomano, pasó a la administración colonial francesa, pero volvió a Turquía cuando esta recuperó Antioquía en 1938-1939.

En la Antigüedad fueron creadas grandes obras arquitectónicas como la torre del reloj que todavía está en pie y muy bien conservadas. La Universidad de Alepo fue fundada en el año 1960. Ha sido nombrada capital de la cultura islámica en 2006.

Su economía se basa principalmente en productos agrícolas, aunque también se produce mucho algodón, dando lugar a una importante industria textil derivada de la lana y la seda, que a su vez favorece la producción de bordados y alfombras, además de una destacada fabricación de licra. También allí se produce una gran cantidad de objetos de oro y plata.

En 2006, Alepo fue capital de la Cultura Islámica, lo que propició que fueran restaurados algunos de los templos y monumentos más emblemáticos de la ciudad.
La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) ha pedido protección para el patrimonio cultural de Alepo, en una situación cada vez de mayor riesgo por los intensos combates que se registran actualmente en la ciudad.

Alepo es uno de los seis sitios sirios inscritos en la lista del Patrimonio de la Humanidad, junto a Damasco, Palmira, Bosra, el Crac de los Caballeros y el Castillo de Saladino y los pueblos antiguos del norte de Siria.

Imprimir artículo
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...