Este blog nació con la idea de mostrar de todo un poco…Podrás encontrar lecturas, imágenes, pensamientos; compartir artículos, fotos, opiniones....







jueves, 27 de enero de 2011

Historia de la Huella Dactilar


Juan Vucetich

Nacido el 20 de julio de 1858 en la isla de Hvar (en italiano, Lesina) en el archipiélago de Dalmacia (actual Croacia) el tal vez antropólogo Ivan Vučetić (se desconocen sus estudios) se estableció en Argentina, en 1882, a la edad de 23 años.

Ya nacionalizado con el nombre de Juan Vucetich, ingresó en 1888 al Departamento Central de la Policía de la provincia de Buenos Aires en la ciudad de La Plata. Inicialmente empleado en la Contaduría con el grado de meritorio, un año y medio después fue designado Jefe de la Oficina de Estadísticas, creó después la Oficina de Identificación Antropométrica y posteriormente el Centro de Dactiloscopía del que fue Director.

El 1 de septiembre de 1891 Vucetich hizo las primeras fichas dactilares del mundo con las huellas de 23 procesados. Luego de verificar el método con 645 reclusos de la cárcel de La Plata, en 1894 la Policía de Buenos Aires adoptó oficialmente su sistema.

En 1905 su sistema dactiloscópico (inicialmente denominado “icnofalangeometría”) fue incorporado por la Policía Federal de Argentina. En 1907 la Academia de Ciencias de París informó públicamente que el método de identificación de personas desarrollado por Vucetich era el más exacto conocido en ese momento.

Cuando en 1911 se sancionó la Ley n°: 8.129 de enrolamiento militar y régimen electoral, se lo adoptó para la identificación de los varones argentinos mayores de 16 años.

Vucetich enviudó de sus dos primeros casamientos. Luego de protestas públicas realizadas en Argentina en 1917 contra de la obligación de identificación general de las personas, que se asociaba con su nombre, se casó por tercera vez con una estanciera y se radicó en la población de Dolores donde, enfermo de cáncer y tuberculosis, falleció el 25 de enero de 1925.

Honrando sus méritos, se bautizó con su nombre a la Escuela de Policía de la Provincia de Buenos Aires y al centro policial de estudios forenses de Zagreb, Croacia.

La identificación de personas por sus huellas digitales

Pulgar derecho de Francisca Rojas, primer asesino identificado por sus huellas digitales.

En las antiguas Babilonia y Persia se usaban las impresiones dactilares para autenticar registros en arcilla, pues ya se conocía su carácter único.

En 1883 el francés Alphonse Bertillon propuso un método de identificación de personas basado el registro de las medidas de diversas partes de cuerpo humano. Su método, adoptado por las policías de Francia y otras partes del mundo, tuvo un estrepitoso fracaso cuando se encontraron dos personas diferentes que tenían el mismo conjunto de medidas.

El uso de los relieves dactilares fue por primera vez objeto de un estudio científico por el antropólogo inglés Francisco Galton (1822-1911), quien publicó sus resultados en el libro Huellas dactilares (1892). Los mismos verificaron tanto la invariabilidad de las huellas digitales a lo largo de toda la vida de un individuo, como su carácter distintivo aún para gemelos idénticos. Los estudios de Galton estuvieron orientados a la determinación de las características raciales hereditarias de las personas (sobre las que las huellas digitales no podían dar información) y determinó algunas características de las huellas que todavía se usan hoy en día para su clasificación.

En base a las mismas, Galton propuso usarlas para la identificación personal en reemplazo del inexacto sistema Bertillon, entonces en uso.

Los 40 rasgos propuestos por Galton para la clasificación de las impresiones digitales fueron analizados y mejorados por el investigador de la Policía de la provincia de Buenos Aires Juan Vucetich, a quien el Jefe de Policía de la Provincia de Buenos Aires Guillermo Núñez, le había encomendado sentar las bases de una identificación personal confiable.

Vucetich usó inicialmente 101 rasgos de las huellas para clasificarlas en cuatro grandes grupos.

Logró luego simplificar el método basándolo en cuatro rasgos principales: arcos, presillas internas, presillas externas y verticilos. En base a sus métodos, la policía bonaerense inició en 1891, por primera vez en el mundo, el registro dactiloscópico de las personas.

En el año 1892 hizo por primera vez la identificación de una asesina, en base a las huellas dejadas por sus dedos ensangrentados (en particular por su pulgar derecho) en la escena del crimen de sus dos hijos, en la ciudad de Necochea. La misma, de nombre Francisca Rojas, había acusado de los asesinatos a un vecino.

El método fue detalladamente presentado en sus escritos Instrucciones Generales para el sistema antropométrico e impresiones digitales, Idea de la identificación antropométrica (1894) y Dactiloscopía comparada presentado en el Segundo Congreso Médico de Buenos Aires (1904).

El último trabajo recibió premios y distinciones en todo el mundo y fue traducida a los principales idiomas. Luego de más de un siglo de su implantación —aunque han variado sustancialmente los métodos de relevamiento, archivo y comparación— la identificación de huellas dactilares todavía se basa en los cuatro rasgos finalmente elegidos por Vucetich.
Imprimir artículo

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...