Este blog nació con la idea de mostrar de todo un poco…Podrás encontrar lecturas, imágenes, pensamientos; compartir artículos, fotos, opiniones....







martes, 12 de junio de 2012

El Coyote y el Correcaminos

El Coyote y el Correcaminos (Wile E. Coyote and the Road Runner) son los personajes de una serie estadounidense de dibujos animados creada en el año de 1949 por el animador Chuck Jones para Warner Brothers. Chuck Jones se inspiró para crear a estos personajes en un libro de Mark Twain, titulado Roughin It, en el que Twain denotaba que los coyotes hambrientos podrían cazar un correcaminos.


En una ocasión, Chuck Jones dijo, refiriéndose a dos de sus personajes más conocidos, que "el Coyote es mi realidad, y Bugs Bunny mi meta". Los dibujos del Coyote y el Correcaminos fueron creados como una parodia de los dibujos tradicionales de "gato y ratón" (como Tom y Jerry), que eran muy populares en la época. La ambientación de la serie en el desierto del sudoeste de Estados Unidos se asemeja a la de la serie de cómics Krazy Kat, de George Herriman.

Paul Julian, que trabajaba como pintor de decorados en el equipo de Friz Freleng, se encargaba de poner voz al correcaminos.

Un par de coches de la época de los 60 (conocida como la época de los Muscle Cars), le hicieron homenaje al personaje incluso incluyendo un claxon que al ser tocado emitía un sonido parecido al clásico Bip, Bip de la serie. Estos autos fueron producidos por Chrysler Corp. bajo su filial Plymouth y ambos eran:

Plymouth RoadRunner (producido desde 1969 hasta 1980).
Plymouth Superbird (un auto nascar usado en la época de los 70).

Ambos poseían motores que realmente eran rápidos y veloces para la época, de ahí que estos se tomaran como homenaje al correcaminos.

El presentador de los episodios para latinoamérica fue el estadounidense Ken Smith.

Los cortos de la serie tienen un planteamiento muy sencillo: el Correcaminos, un pájaro velocísimo (basado en un animal real, el ave Geococcyx californianus, en inglés “greater roadrunner”) es perseguido por las carreteras del desierto del sudoeste de Estados Unidos por el hambriento Wile E. Coyote (Conocido simplemente como "El Coyote"). A pesar de sus numerosas e ingeniosas tentativas, el Coyote no consigue nunca capturar o matar al Correcaminos. Muy al contrario, todas sus elaboradas tácticas terminan por perjudicarlo a él, convertido en la víctima de la exageradísima (e inocua) violencia de la serie.

Los personajes son mudos, si se exceptúa el sonido característico del Correcaminos (bib-bip), una especie de bocinazo que tiene la propiedad de alterar los nervios del Coyote, o el ruido que el ave hace al sacar la lengua. Sin embargo, los personajes se comunican entre sí mediante señales, que también usan para romper la cuarta pared y dirigirse al público.

Curiosamente, es el Coyote el personaje que despierta las simpatías de la audiencia, a pesar de ser siempre el agresor, a causa de sus continuamente inútiles esfuerzos por capturar al Correcaminos. Éste carece prácticamente de personalidad, siendo más bien el objeto inalcanzable del deseo del Coyote que un personaje propiamente dicho.

El Coyote apareció más tarde en algunos cortometrajes de Bugs Bunny, así como también en los dibujos de Little Beeper presentada en Tiny Toon Adventures. En ellos, traicionando el espíritu de la serie original, el Coyote puede hablar. En los cortos de Buggs Bunny, se denota como un “súper genio” (Operation: Rabbit, 1952; donde habló por primera vez, y su primera aparición en donde es llamado “Wile E. Coyote”); en otro dibujo él proclama tener un IQ de 207 (Zip Zip Hooray!, 1965).

El Correcaminos fue doblado por Paul Julian, que trabajaba como dibujante de fondos para la unidad de Friz Freleng. Julian hizo por primera vez el sonido en los estudios de la Warner Bros(imitando una bocina de coche) como una forma de apartar a la gente cuando tiene prisa. Julian realizó numerosas variaciones del sonido en una sola sesión de grabación. El editor Treg Brown se sorprendió y sugirió hacer más versiones.

La utilización de un miembro del equipo para interpretar una voz causó un problema con el sindicato de actores. Jones estaba obligado a aceptarlo: para las siguientes sesiones de grabación, se utilizaría un actor acreditado. Se sorteó el problema reutilizando la grabación inicial de Julian (y las variantes de Brown) en todos los futuros dibujos del Correcaminos.

Debido a problemas con el sindicato, los estudios rehusaron reconocer la voz real del Correcaminos durante décadas. Algunas fuentes declararon que Mel Blanc interpretó la voz, mientras otros fueron demasiado lejos al decir que la voz era una bocina real.

En The Looney Tunes Show se revela que cuando hace ese sonido puede ir a 443.4 kilómetros por hora en el episodio ``Inseguro a cualquier velocidad´´.

Imprimir artículo
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...