Este blog nació con la idea de mostrar de todo un poco…Podrás encontrar lecturas, imágenes, pensamientos; compartir artículos, fotos, opiniones....







lunes, 18 de junio de 2012

No hay novedad, Señora Baronesa



Era una canción de moda en 1941 y, naturalmente, la División Azul la hizo suya con múltiples letras. Hay que tener en cuenta que el “Sin novedad” militar se presta al juego con el título de la canción. 

El argumento es el de una baronesa desesperada (marquesa, en su original francés), que va llamando a sus diferentes sirvientes, y cada uno le comunica una desgracia mayor que la anterior. En la versión francesa, en una de las estrofas, el mayordomo de un palacio informaba a la marquesa que “el señor marqués se había suicidado”. Pero, por lo demás, ¡no había novedad!. 

Historia 

En España, muy dada a difundir rumores e inventarse cuentos sin fundamento, tanto de buena como de mala fe. Se ha propagado (aunque con poco éxito) el rumor de que la canción se basaba en una historia real ocurrida en los años 1920 en Madrid a una Baronesa. Otra versión, alimentada por los resentidos que ya conocemos, la achacan a la ironía española ante la penuria de la posguerra (y ésta sí ha calado). Pero dejemos claro que la penuria de la primera posguerra (1939-45) se debió a la ruina de la zona roja, puesto que en la zona Nacional nunca faltó comida, y sólo empezó a notarse la escasez después de la liberación de Cataluña, en enero de 1939 (que suponía para la España nacional un incremento de población a alimentar de casi un 20%), según se a podido recoger de varios testimonios de soldados del bando Nacional, al que se habían pasado desde el rojo. Después de 1945, en la segunda posguerra, el injusto bloqueo internacional al que se sometió a todo el pueblo español, junto a la meteorología, hizo el resto. 

Bien, pues todas estas versiones son falsas. La realidad es que esta canción es de origen francés, y fue popularizada por los mismos “cómicos troupés” que durante la 1ª GM habían creado y difundido “La Madelón”. Su título original es "Tout va trés bien, Madame la Marquise". 

La canción se debió a la inspiración de Paul Misraki en uno de los sketches que habían creado Charle-Joseph Pasquier Bach (el que inmortalizó “La Madelon” durante la 1ª GM) y Henry Laverne. El sketch se llamaba “Tout va bien” (1931). 

Basándose en él, y en su música, Paul Misraki escribió hacia 1935 la letra de una nueva canción: “Tout va très bien, Madame la Marquise”. Esta canción se tradujo al español poco después, con el nombre “No hay novedad, Señora baronesa”. La canción se expandió fuera de Francia rápidamente. Así, en 1937 era muy popular en Bélgica. 

En España, la canción se conoció muy pronto, en 1936. Pero fue después de la guerra cuando se hizo muy popular. Y ello se debió, probablemente a una asociación de ideas con el título de la novela “Sin novedad en el frente” (de la 1ª GM) y con las novedades que dio el Coronel Moscardó al general Varela a la liberación de El Alcázar de Toledo. En ambos casos, los protagonistas consideraban que todo lo que había ocurrido no tenía nada de extraordinario... que era normal. 

El éxito en español se debió a la versión de Lina Francis y la orquesta Gran Casino, en 1941. Posteriormente, y hasta los 60 (inclusive), el conjunto vocal donostiarra Los Xei (que, a pesar del nombre, eran cinco y sólo cantaban cuatro) la siguió popularizando.

Todo va bien‚  señora marquesa
Hola, hola, Juan, ¿hay novedad?
Me he ausentado unos quince días,
Es la razón por la que os llamo
¿Qué encontraré a mi regreso?

Todo marcha bien, señora marquesa,
todo va bien, fenomenal
No tenemos ninguna sorpresa
Aparte de una cosa de nada:

Un incidente, una tontería,
La muerte de su yegua gris,
Aparte de eso, señora marquesa,
¡Todo va bien, todo va bien!

Hola, hola, Martin, ¿qué hay de nuevo?
¡Mi yegua gris ha muerto hoy?
Dígame ahora, mi fiel cochero,
Cómo es que ha muerto, ¡dígamelo!

Todo va bien, señora marquesa,
todo va bien, fenomenal
No debe usted lamentar esta noticia
Debo contarle otro suceso:

Es que su yegua, que tontería,
¡Murió quemada con el establo!
Aparte de eso, señora marquesa,
¡Todo va bien, todo va bien!

¿Hola, hola? Pascual, ¿que nuevas hay?,
¿se quemó así mi establo?
Explíqueme, buen cocinero
¿cómo pudo esto suceder?

Todo va bien, señora marquesa
Nada va mal, todo va bien
Pero es preciso, os tengo que decir
que lamentamos una cosita
si el establo ardió, señora,
es porque el castillo se incendió
Aparte de eso, señora marquesa
Todo va bien, muy bien, muy bien

¿Hola, hola? Lucas dígame
¿Nuestro castillo destruido?
Dígame usted,
Que estoy temblando,
Cómo esto se ha producido

Pues bien verá, señora marquesa
Al enterarse que estaban arruinados
tan pronto se repuso de la sorpresa
el señor marqués se suicidó

Y al caer muerto el señor
los candelabros empujó
prendiendo fuego al castillo
se consumía de abajo arriba
bien ayudado por la ventisca
se propagó por el establo
y es así, que en un momento,
vimos morir a vuestra yegua.

Aparte de eso, 
Señora Marquesa,
Todo va bien
muy bien, muy bien

Imprimir artículo
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...