Este blog nació con la idea de mostrar de todo un poco…Podrás encontrar lecturas, imágenes, pensamientos; compartir artículos, fotos, opiniones....







martes, 17 de julio de 2012

Gira el planeta. El mundo, no. El país, tampoco.


Cuasi tecno. Cuasi bobo.

¿Merkel? ¿Hollande? ¿Rajoy? ¿Y a  nosotros qué? ¿Cristina? ¿Moyano? ¿Moreno? ¿Y a nosotros qué? ¿Acaso alguien cree que aquellos tres se desvivan por los suyos y estos tres por nosotros?

Digo de fondo, y ya, ya, como lo exigen aquella y esta situación. 

 Gira el planeta. El mundo, no. El país, tampoco. 

 Salvo algún grito pelado y desesperado por allí, parte de los adultos juega su angustia "a la cabeza" en la Lotería y parte de los chicos su ansiedad en la playstation.

 Queda todavía un resto demográfico: los fácticos que gobiernan a placer, los adictos que viven en su nube y los opinólogos como uno que rizan el rizo a la espera de que al fin surjan noticias que celebrar.

 Pero no. El absurdo se adueñó de la lógica. La economía repite trampas. Las finanzas, fábulas. Anuncian borrón y cuenta nueva y no salimos de crecimiento cero. Peor: el cero está "a la baja".

 Ni se renueva lo espiritual ni se organiza lo material. Cada día un genio surrealista disparata el libreto del Debe y el Haber del mundo. Datos, foros, bochos, sospechas y pálpitos coinciden en que el "cambio de época" patina. Pero no dicen todo.

 Que las Naciones Unidas son "de mentira". Que desde 1945 sólo cinco países (Estados Unidos, Inglaterra, Rusia, China y Francia) frenan con Veto Absoluto la posibilidad de que la sociedad humana encare otro destino mundial. Por ahora, hay lo que hay. Cinco capitanes dementes muy armados. 195 timoneles con Voto Mudo que roncan en los cuartos de popa, tercio de marinería que mira fulbito por tevé en la cubierta, tercio que corre perseguido por la velocidad digital de su celular y otro tercio que sigue pidiendo pan y no le dan.

 Poco más (que podamos considerar "históricamente serio") pasa en la Tierra. Tal "el huevo de la serpiente" de "lo mismo" que reina en todo el mundo. Que explica el negocio de las armas, las tiranías "acomodadas", las hambrunas crecientes, la mortalidad infantil. Un cambio de época real depende de que ceda este mafioso desvarío y pierda poder el Quinteto del Gran Veto. Una locura primate más. A las hormigas no les pasa. A las ballenas tampoco. Ni hablemos de los corderos: cualquiera de ellos es más puro que el Papa.

 En general, la animalia que habita a nuestro costado cumple el fantástico rito solar o lunar que le toca. Cuida el arribo de sus nuevas generaciones. Atiende y regula el circuito de sus múltiples migraciones. El Homo Tecno, no. Gaia gira. El mundo, no. Nosotros, tampoco.

 Sobre este paisaje cultural corre una lava que borra hitos, señales de atajo, accidentes de terreno, voces de aviso. La invisibilidad de la materia asoma como obsesión primera de la ciencia. Las grandes religiones han perdido el camino del Cielo. Sólo las artes y los campesinos persisten en dar aviso. Fábulas, alaridos, símbolos, metáforas, anticipan lo que el ojo desnudo no ve.

 Ulises 2012 se debate en medio de apagones y estruendos. Los puntos cardinales no cuentan. La travesía ahora es en redondo. En remolino. El espectáculo tecno es grandioso pero no contiene. Se abre el tapiz del genoma, se lanzan cohetes a la eternidad y se encapsula una célula en otra. Pero todavía no atienden el parto de lo novísimo que cada persona posee. Tal como va, la sociedad nos deja nacer para abortarnos luego. Somos así el Homo Bobo. La obra invisible de una época en blanco.

Cuasi imbécil y tal vez por ello más humano que nunca, más shakesperiano que nunca, parece haber elegido echarse al ignoto mar de lo que venga.

 Respeto los análisis de colegas que, semana a semana, con lana de igual color, tejen y destejen borgeanas versiones de lo sucedido y de lo que podría suceder en lo oficial, en lo opositor, en lo gremial. Son admirables en su capacidad de hacer inmersión... en nuestra superficie
.
 A mí me cuesta. Será por mi edad. Este presente "me puede". Demasiado engrudo. Se fue la mitad de 2012 sin que pasara nada. Sólo poquito. La oratoria de Moyano. Los cerditos de Cristina.

 Eso sí: mucha corrupción oficial e indiferencia general. ¿Pero acaso son nuevos? Por ahora vivimos así. Sin pensar en nosotros.............Nadita.

http://www.perfil.com/contenidos/2012/07/02/noticia_0001.html

Imprimir artículo
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...