Este blog nació con la idea de mostrar de todo un poco…Podrás encontrar lecturas, imágenes, pensamientos; compartir artículos, fotos, opiniones....







jueves, 23 de septiembre de 2010

Mattievich: prestador de faena con anclaje en los subproductos


El frigorífico fue fundado en 1986 por un empresario santafesino llamado José Mattievich. El modelo de negocios se basa en la prestación del servicio de faena a terceros, con minoritaria faena de animales propios y comercialización de carne. Un grande en el negocio de la carne.

El frigorífico Mattievich fue fundado en 1986 por José Mattievich, empresario santafesino que hoy tiene 63 años y que en poco más de dos décadas pasó de chofer de un matarife a ser el primer faenador nacional (517.262 cabezas, según estadísticas de la Oncca de 2007) y dueño de ocho plantas industriales en la provincia de Santa Fe.

El 100% del capital accionario de la empresa continúa en manos de la familia. María José y Emanuel, hijos de José Mattievich, poseen cada uno el 50% del total y ocupan cargos gerenciales.

El modelo de negocios de Mattievich se basa en la prestación del servicio de faena a terceros, con minoritaria faena de animales propios y comercialización de carne. Mattievich opera en el segmento de procesado e industrialización de los subproductos ganaderos. La sociedad declara una producción anual de 24.000 toneladas de sebo, 17.000 toneladas de harina de carne y hueso y 20.000 toneladas de menudencias, además de la comercialización de cuero.

Mattievich también tiene asignadas 549 toneladas de la cuota Hilton (el 2,2% del total de la industria que asciende a 25.200 toneladas). Esta operación la realiza en asociación con grupos de productores exportadores, como es el caso de Carnes Hereford.

El puntapié inicial de la sociedad fue la compra de un frigorífico ubicado en la localidad de Casilda, que posee una capacidad de faena de 6.000 animales por mes.

El gran salto en su escala de producción lo dio a fines de la década del 90 con la compra de establecimientos. En 1998 compró el ex frigorífico Freca SA, ubicado en Carcarañá, que posee una capacidad de faena de 5.000 cabezas bovinas por mes y está destinado al mercado interno. Ese mismo año también compró otra planta industrial en Carcarañá: el frigorífico Somaschini, que se dedica exclusivamente a la faena porcina, con una capacidad de 8.000 cabezas/mes. Con esta inversión también ingresó en el negocio de embutidos y fiambres con destino al mercado interno. En 1999 adquirió el frigorífico rosarino La Tropa e invirtió para transformarlo en una planta exportadora que hoy cuenta con una capacidad de faena de 8.000 cabezas bovinas por mes.

En 2001 compró el frigorífico Ardeol, de la localidad de Puerto General San Martín, que se dedica a la faena y procesamiento de carnes vacunas con una capacidad de faena de 8.000 cabezas/mes y de desposte para exportación de 12.000 medias reses mensuales.

En 2003 adquirió una planta en Arroyo Seco que se dedica exclusivamente al mercado interno, siendo la elaboración de menudencias para exportación su principal negocio.

En 2004 compró el frigorífico Fricop, de la ciudad de Rosario, que posee una capacidad de producción de 16.000 cabezas/día, y de esta manera consolida su negocio destinado a la exportación.

En 2005 creó la sociedad controlada Profis SA y tomó posesión de una planta en la localidad de Carmen (Santa Fe) que se dedica al procesamiento y elaboración de sebo industrial y carne de hueso (rendering).

Finalmente, en 2006 compra el frigorífico Somaschini, Abrate y Cía. en Carcarañá (que estaba en manos de la familia Vicentín) con una capacidad de faena de 10.000 cabezas mensuales y de desposte de 15.000 medias reses. En esta también invirtió en maquinarias para la elaboración de hamburguesas.

En 2007 José Mattievich emprendió las negociaciones para comprar dos plantas industriales que tiene la firma Friar (grupo Vicentín) ubicadas en la capital santafesina y en la localidad de Desvío Arijón. Incluso el gerente general de Mattievich, Jorge Torelli, anunció que la operación ya estaba prácticamente cerrada y sólo faltaba ajustar mínimos detalles. Pero hasta el momento la compra no se hizo efectiva y Vicentín continúa siendo accionista mayoritario de la compañía.

Sin lugar a dudas la sociedad le hace honor a su eslogan “Crecimiento con integración”, ya que en los últimos años fue una activa compradora de plantas industriales en la Argentina. Al mismo tiempo, desde la empresa han declarado en varias oportunidades su rechazo al desembarco brasileño en la industria. Incluso su presidente, José Mattievich, y el gerente general, Jorge Torelli, se manifestaron a favor del proyecto de nacionalización de la cuota Hilton.

Respecto de la situación financiera de la compañía, en el ejercicio cerrado en junio de 2007 facturó $147,7 millones y obtuvo una ganancia después de impuestos de $27,5 millones.

Si se analizan estas cifras los ingresos por ventas de Mattievich resultan relativamente bajos ya que, por ejemplo, Frigorífico Rioplatense, quien faena 200.000 cabezas menos y también presta servicio de faena a terceros, pero en menor medida, facturó, en 2006, $370,6 millones. Esta significativa diferencia puede ser producto de que el primero no opera en el negocio de faena y comercialización de carne propia.

De todas formas el negocio de Mattievich es altamente rentable ya que sus ganancias netas se incrementaron considerablemente. Pasaron de $2,1 millones en 2005 a los $27 millones de 2007.

http://www.infocampo.com.ar/


Imprimir artículo
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...