Este blog nació con la idea de mostrar de todo un poco…Podrás encontrar lecturas, imágenes, pensamientos; compartir artículos, fotos, opiniones....







viernes, 1 de octubre de 2010

El cobayo o conejillo de indias


El cobayo, cobaya o conejillo de indias (Cavia porcellus) es un roedor (familia Cávidos) dócil e inofensivo, que llega a medir poco más de 25 cm de longitud con un peso máximo de 1 kg para los machos adultos y hasta 800 grs en las hembras. Presentan un cuerpo alargado, macizo, con patas muy cortas y sin rabo, con una cabeza grande y ojos relativamente grandes. Las orejas, cortas y anchas, se insertan en la parte superior de la cabeza y están bien separadas por el cráneo. Especie doméstica, deriva de cruzamientos entre otras especies sudamericanas (Cavia cutleri y Cavia aperea).

Hoy en día se conocen muchas variedades domésticas de pelo largo (Peruanos, "Shelties" Coronets) y de pelo liso corto o rizado (monocolor liso, agouti, carey, rizados, abisinios, etc.). Al igual que en todos los roedores sus dientes incisivos crecen continuamente y se van desgastando al roer.

El cobayo puede mantenerse en un jaulón o cajón de fondo plano, dentro del cual se colocará abundante viruta de madera y paja seca, así como una caja invertida con un orificio de entrada en donde pueda refugiarse. Los comederos pueden ser pequeñas bandejas planas, y el bebedero, tipo "mamadera", puede situarse exteriormente a su recinto.

Estos animales se alimentan de granos, vegetales y frutas, pan duro o humedecido ligeramente con leche, maíz y cereales. Además se les debe suministrar abundante verde: lechuga, zanahorias e incluso manzanas y peras.

Sumamente tímidos, son incapaces de morder, aunque se les tome en la mano. Por esto hay quienes los aconsejan como mascotas en lugar de los hámsters. Llegan a reconocer a su cuidador si se les trata con cariño y pueden vivir entre cinco y siete años.

El apareamiento sólo se lleva a cabo en mínimas condiciones de espacio y tranquilidad. Tras dos meses largos de gestación, cada hembra puede parir de una a seis crías (normalmente de dos a cuatro). Los jóvenes son muy precoces y nacen cubiertos de pelo, con los ojos abiertos. Están capacitados para comer alimentos sólidos a los pocos días de su nacimiento, si bien siguen lactando durante dos semanas o más. Los pequeños son capaces de reproducirse a los dos meses de edad aproximadamente.

Sufren afecciones respiratorias debidas a cambios bruscos de temperatura o humedad, así como problemas digestivos tales como salmonelosis, diarreas o estreñimientos, que pueden evitarse con dietas sanas y la limpieza adecuada de los alojamientos.

Por todo esto, es importante el cepillado de la capa en especies de pelo largo y asegurarse que no les falte agua. También debe cuidarse la administración de alimento verde y la limpieza del habitáculo, retirando excrementos y la paja humedecida, que se sustituye por otra seca al menos una vez por semana.



Imprimir artículo
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...