Este blog nació con la idea de mostrar de todo un poco…Podrás encontrar lecturas, imágenes, pensamientos; compartir artículos, fotos, opiniones....







miércoles, 23 de octubre de 2013

ALDO PEDRO POY: LA PALOMITA A ÑULS


















Aldo Pedro Poy (Rosario, Santa Fe, Argentina; 14 de septiembre de 1945) es  ex jugador de fútbol y político argentino. Durante toda su carrera fue jugador del primer equipo de Rosario Central. Debutó el 3 de octubre de 1965 ante el Club Atlético Huracán, y jugó su último partido como profesional el 30 de diciembre de 1974, enfrentando a Newell's Old Boys. 

Es uno de los jugadores más emblemáticos de la historia del Club Atlético Rosario Central, además integró la Selección Argentina en la Copa Mundial de Fútbol de 1974.

Es padre del también futbolista Mauro Poy. 

Actualmente es concejal de la ciudad de Rosario representando al Partido Demócrata Progresista.

Aldo Poy es reconocido como uno de los jugadores más emblemáticos de la historia del Club Atlético Rosario Central. Llegó a las inferiores del club en 1962 y en 1965 empezó a jugar en primera alternando actuaciones con la reserva (con quien fue campeón).

En sus inicios, Poy era un jugador muy cuestionado por buena parte de los hinchas auriazules, y estuvo a punto de dejar el club en 1969, cuando el Club Atlético Los Andes (equipo que se encontraba en Primera División en aquel año y era dirigido por Ángel Tulio Zof) quiso contratarlo. Una anécdota cuenta que para no ser transferido, se escondió en las islas del Río Paraná, frente a la ciudad de Rosario. Estuvo una semana aislado en las islas hasta que volvió a la ciudad donde terminó de rechazar las ofertas del milrayitas.

Se consagró campeón de Primera División en el Campeonato Nacional de 1971 marcando el famoso gol "de palomita" contra Newell's en las semifinales del torneo. En 1973 repitió título en el Nacional del 1973.

Su retiro no fue algo planeado con anticipación: en diciembre de 1974 Central jugó un partido contra Newell's por la liguilla Pre-Libertadores y Aldo chocó con Mario Zanabria lo que le ocasionó una lesión en su rodilla izquierda. Fue operado y trató de volver a jugar, pero tuvo que ser operado por segunda vez y decidió terminar su carrera profesional.

En el club de Arroyito disputó 292 partidos por torneos de AFA y marcó 61 goles. Por Copa Libertadores jugó 16 cotejos y señaló 3 tantos, además hizo 3 goles por la Copa Argentina.

Jugó 25 clásicos contra Newell's, ganando 10, empatando 11 y perdiendo 4.

Al club que más goles le hizo fue a Newell's (6) y luego le sigue Boca con 5.

De todos los goles que marcó solamente uno fue de penal. 

En total jugó 2 encuentros para la selección argentina: el 23 de septiembre de 1973 formó parte de la selección fantasma que enfrentó a Bolivia en La Paz por eliminatorias (victoria por 1 a 0 con gol de Oscar Fornari) y el 26 de mayo de 1974 jugó un amistoso ante Holanda en Ámsterdam que terminó en derrota por 4 a 1. Ese mismo año fue convocado para jugar el mundial de Alemania, sin embargo no disputó ningún partido del mismo.


LA PALOMITA DE POY

Se conoce popularmente como "palomita de Poy" a un recordado gol señalado por Aldo Pedro Poy jugando para Rosario Central frente a Newell's Old Boys, en un clásico válido por las semifinales del Campeonato Nacional de 1971, en la Primera División de Argentina.

El 19 de diciembre de 1971, Poy jugó la recordada semifinal del Torneo Nacional de AFA en el Estadio Monumental en donde su equipo -Rosario Central- disputaba el trascendental encuentro ante su clásico rival: Newell's Old Boys. Ambos equipos se enfrentaban por primera vez en una instancia decisiva en la era profesional de AFA (ambos ingresaron en 1939).

Promediaba el segundo tiempo del encuentro, cuando el lateral derecho uruguayo centralista, Jorge José González, envió un potente centro desde la derecha. Poy se zambulló "en palomita", ganándole al defensor rojinegro De Rienzo, e impactó el balón con la frente de su cabeza, para vencer a Fenoy y marcar el 1 a 0 final.

Así, Rosario Central se clasificó para jugar la final del torneo argentino, donde posteriormente se consagraría campeón por primera vez en su historia.

Este gol de Poy quedó grabado en la historia del Clásico Rosarino, al punto que todos los 19 de diciembre de cada año los hinchas canallas se juntan a conmemorar y recordar aquella conquista. Aquel día puntual, se recrean esas acciones (donde el propio Aldo Poy reproduce la jugada para volver a marcar) y todos los presentes gritan una vez más ese histórico gol. Lo curioso, fue que un grupo de simpatizantes de Rosario Central hizo una presentación de este gol al libro Guinness de los Récords en 1995, para ser calificado como el gol más celebrado de la historia del fútbol ya que tradicionalmente, los hinchas del equipo y el propio Aldo Pedro Poy, se reúnen todos los 19 de diciembre de cada año para rememorar la jugada y gritar de nuevo el gol. 

Según aquellos que la presentaron, la solicitud cumpliría con todos los requisitos planteados por el Departamento de Admisión del Guinness, a saber:

Se trata de un hecho singular.
No existen antecedentes en ningún lugar del orbe de un caso similar.
Ha superado la barrera de las dos décadas y no ha perdido su esencia.
Reúne: pasión, amistad, desinterés y alegría.
Está instalada en la memoria popular. 

Sin embargo, vale aclarar que al día de hoy, el gol aún no fue inscripto en el citado Libro de Guinness.


Tanta trascendencia tomó este gol que ha cambiado la sede del festejo oficial múltiples veces, trasladándose a diferentes regiones de la Argentina e incluso, traspasando las fronteras nacionales. En 1997, la palomita viajó a Cuba, en donde en la reinterpretación del mítico gol, donde el protagonista fue Ernesto Guevara, hijo menor del Che, hincha célebre de Rosario Central  El festejo también ha sido llevado a otros países, como Estados Unidos (en 2000), Chile (en 2002), España (en 2004), y Uruguay (en 2008).
Este año la recordada palomita será festejada en Miami (EEUU).

Imprimir artículo
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...