Este blog nació con la idea de mostrar de todo un poco…Podrás encontrar lecturas, imágenes, pensamientos; compartir artículos, fotos, opiniones....







Departamento GRAL. LOPEZ

Departamento GRAL. LOPEZ

lunes, 14 de diciembre de 2009

El populismo y la demagogia no son la solución‏


Escuché hace un tiempo que demagogo es aquel que predica doctrinas que sabe falsas a hombres que considera idiotas, y populista aquel que despilfarra dinero que sabe ajeno, en nombre de aquellos de quienes lo expropia. Tuvieron que pasar pocos meses para que pudiera comprender estos conceptos en su totalidad, al escuchar atónito el discurso de nuestra presidenta el pasado 9 del corriente mes.
La disertación de Cristina Fernández de Kirchner no difirió sustancialmente con la forma que venía llevando en sus anteriores discursos, donde nunca dejó de estar presente el arrojar piedras para luego pedir disculpas rebosantes de soberbia, y su pegadiza terminología cargada de contenido "social" (fiel a toda raíz populista).
Sin embargo esta vez, un nuevo componente, mucho más preocupante que los recién mencionados, apareció en escena; un decreto cuasi-salvador para el problema de la pobreza en nuestro país, según pretende hacernos creer (no olvidar que el demagogo considera idiotas a sus interlocutores), a través del cual tomará unos 1300 millones de dólares que pagará el campo en concepto de retenciones para construir caminos, viviendas y hospitales.
"La primera cosa que se me ocurre, después de estos largos 90 días es interrogarnos a nosotros, a todos, a todos los argentinos, a los que tienen responsabilidades empresariales, a los que pertenecemos a los partidos políticos y a todos los ciudadanos si realmente estamos decididos a abordar en la República Argentina el problema de la pobreza" decía Cristina Kirchner frente a un millar de invitados especiales que poco y nada tenían que ver con el conflicto de marras.Lo cierto es que el populismo y la demagogia no son las soluciones para la pobreza que padece nuestra nación. Pagar y mantener gente que no trabaja (sin analizar posibilidades y oportunidades) no es más que atentar contra la dignidad misma del ser humano. Aumentar impuestos de manera inconstitucional, es decir, sin el amparo del Congreso de la Nación a través de la creación de una ley, es robar a quien se desvive trabajando, y la injusticia tampoco, desde ningún punto de vista racional, puede ser la solución que nuestro país necesita.
Los planes sociales, las viviendas regaladas y todas aquellas maniobras populistas sólo impiden al pobre su evolución, pues se lo encasilla y se lo mantiene dentro de un esquema cíclico que en realidad no va ni hacia atrás ni hacia delante.
La solución debería residir en la educación, en la generación puestos de trabajo y la seguridad. El gobierno K lo sabe, pero lo cierto es que no le importa realmente la pobreza, sino que se encuentra empecinado con levantar la aceptación de la opinión pública, cayendo en evidentes discursos populistas.
Con la sabiduría y la gracia que lo caracteriza, el Dr. Mariano Grondona afirmaba que el populismo ama a los pobres, y amándolos los multiplica.
Cualquier parecido con la realidad, no es mera coincidencia.

agustin_laje@yahoo.com.ar
Imprimir artículo

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...