Este blog nació con la idea de mostrar de todo un poco…Podrás encontrar lecturas, imágenes, pensamientos; compartir artículos, fotos, opiniones....







jueves, 15 de diciembre de 2011

Las hamacas de Firmat se mueven por factores ambientales

Un programa de TV norteamericano relativiza la existencia de fenómenos paranormales. Esa teoría no es concluyente y alimenta nuevamente el debate sobre el controvertido enigma.

Es un fenómeno tan inexplicable como curioso. En Firmat, un pueblo de Santa Fe, hay una plaza en la que una sola hamaca se mece sin que ¿nada ni nadie? la impulsen. Por eso, el programa de TV estadounidense Fact or Facked (Realidad o Montaje), que se dedica a analizar los grandes mitos mundiales, mandó a sus enviados a tierras argentinas, para analizar el fenómeno, y llegó a una explicación mediante métodos científicos.

Según los pobladores, el fantasma del niño mimado es el responsable del movimiento. ¿El motivo? Dicen que era la hamaca preferida de un nene que murió en un accidente, y como los responsables nunca fueron condenados, su alma vaga por el lugar y se divierte hasta que se haga justicia.

Los enviados del ciclo televisivo norteamericano analizaron las distintas variables. Descartaron que las hamacas hayan sido empujadas con tanzas desde lejos, ya que se notaría ante las cámaras. Luego construyeron una réplica de los juegos que pusieron pegada a la otra y comprobaron que la original se columpiaba por más tiempo.

Fue cuando los productores norteamericanos aislaron las hamacas dentro de una carpa gigante y las sometieron al impulso de una turbina, que descubrieron la particularidad de la hamaca del niño mimado: “Es más ancha que las otras dos, embolsa el aire de otro modo y que a determinada velocidad del viento, se mueve igual que en los videos”.

Por lo tanto, la prueba pseudocientífica diría que se trata de factores ambientales. A pesar de que los pobladores insistan, mostrando fotos en las que aparecería el aura del niño mimado.

El extraño fenómeno de las hamacas movedizas de Firmat que desde su aparición generó atención social, intriga y especulaciones de diferente tipo podría dejar de ser una incógnita. El misterio intentó ser develado en un programa de televisión norteamericano donde se aseguró que las oscilaciones se deben a "una perfecta combinación de factores ambientales".

La explicación tira por la borda las posturas extremas que vincularon el fenómeno a razones de orden paranormal. Sin embargo el tema lejos de estar resuelto sigue siendo tan polémico como al principio.

No obstante, lo novedoso es que hasta ahora no habían surgido conclusiones cerradas de ninguna de las investigaciones realizadas, lo que acrecentó el enigma y su trascendencia.

Es que nadie podía explicar las razones por las cuales las tres hamacas del columpio ubicado en la Plaza Manuel Belgrano entraban solas en movimiento como si algún ser invisible las empujara.

Aún más sorprendente resultaba comprobar que mientras una o dos se movían la otra permanecía estática.

El fantasma. Fue tanto el misterio que hasta se llegó a relacionar el fenómeno con el fantasma de un nene muerto que iba a la plaza a jugar. Lo desconocido dio lugar a una verdadera usina de opiniones que lejos de poner claridad al asunto generó aún más desconcierto.

Y así las hamacas movedizas de Firmat se fueron transformando en una suerte de atractivo para los visitantes de distintos puntos del país.

Sin embargo su repercusión fue más allá y hasta tuvo derivaciones impensadas como la llegada a la ciudad de un equipo yanqui para hacer un documental sobre el tema a fin de emitirlo en un programa llamado Fact or faked del canal Sy Fy.

Vinieron con el objetivo de develar el misterio y aseguran que lo lograron a partir de una serie de experimentos que pusieron en marcha.

Una de las pruebas fue colocarle un hilo a la hamaca para moverla tirando desde un lugar oculto, pero en la filmación se podía observar el material utilizado, lo que llevó a descartar la posibilidad de que alguien se hubiera escondido por años en algún sitio con el sólo propósito de hacer una broma.

El otro paso fue armar una réplica de la hamaca y colgarla al lado de la original para impulsar el movimiento de ambos columpios, lo que permitió comprobar que mientras la auténtica seguía meciéndose la otra se detenía a poco de haber sido empujada.

El tercer y último experimento fue fundamental y consistió en aislar cuestiones ambientales con una carpa instalada sobre la hamaca.

En ese contexto emularon las condiciones del viento con un ventilador gigante y advirtieron que una de las tres hamacas era más ancha que las otras dos y que a determinada velocidad del viento se movía exactamente igual que en el famoso video de las "hamacas paranormales" que aún está colgado en distintas páginas de internet.

La conclusión fue que las hamacas se mecen a raíz de "una perfecta combinación de factores ambientales". Más allá de la seriedad o no del trabajo, es la primera vez que surge una explicación sobre el sonado tema.

Sin entidad. Para el periodista firmatense José Pellegrini, quien viene trabajando sobre el tema desde el primer momento, "se trata de una conclusión que no es científica, razón por la cual no tiene entidad suficiente".

Asimismo sostuvo que "lo que hizo este equipo norteamericano fue un documental para un programa de fenómenos paranormales del cual no participaron especialistas sino actores".

Pellegrini fue testigo de los experimentos realizados por los norteamericanos y si bien acreditó que una de las hamacas comenzó a moverse por influencia del ventilador gigante aseguró que "tengo filmaciones donde se ve moverse a las hamacas en días donde no había viento e incluso oscilaba una sola, mientras los dos restantes permanecían estáticas".
Imprimir artículo
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...